La situación por la permanencia en el máximo circuito del futbol mexicano está que arde. Hoy sábado se disputarán tres partidos que podrían hacer ya sea tener nuevo sotanero, o bien, prácticamente enviar a terapia intensiva al actual.

A las 17:00 hrs., Chiapas (112 Pts) recibirá en la selva a Tijuana. En caso de ganar, el conjunto lacandón seguirá asegurando el no amanecer mañana al fondo; caso contrario, estará a expensas de lo que suceda dos horas después.

Y es que a las 19:00 hrs. se jugarán dos encuentros electrizantes: Morelia (112 Pts) estará recibiendo a León, mientras que Veracruz (111 Pts) sostendrá un encuentro de vida o muerte ante Necaxa (37 Pts).

De los tres encuentros, sin duda el más importante será el que sostengan en el puerto jarocho. El conjunto escualo se encuentra urgido de la victoria; en el mejor escenario (victoria combinada con derrotas de Chiapas y/o Morelia) podrá asegurar salir del fondo de la tabla; el peor escenario sería caer ante los hidrocálidos y ver cómo el resto del pelotón se le aleja, abriendo a cuatro unidades la brecha que los separa, quedando nueve puntos en disputa. Necaxa, por su parte, sabe que una victoria los llevaría a sumar 40 puntos, equivalentes a 120 de Veracruz en la tabla de cocientes. Nueve puntos sería lo que estaría obligado Veracruz a sumar para evitar el descenso necaxista. Ante tal escenario, los “hidrorrayos” sólo esperarían que Veracruz no gane uno de sus tres encuentros restantes, o bien, conseguir un punto más, para, en plena Feria de San Marcos, festejar el aseguramiento de su permanencia en la Liga MX; en caso de una victoria jarocha, serían los rojiblancos los obligados a conseguir puntos para lograr su salvación.

Morelia estará, a la misma hora, con un ojo buscando vencer a la fiera del bajío y, con el otro, mirando el marcador en el Pirata Fuente.

En caso de que los tres conjuntos de la parte baja de la tabla (Veracruz, Morelia y Chiapas) logren alzarse con la victoria, estarán invitando al baile a Puebla (115 Pts), que jugará ante Cruz Azul mañana por la tarde. La máquina cementera, que se ha mantenido en la parte media-baja de la tabla de cocientes, sabe que, tras la valiosa victoria conseguida el jueves en la Bombonera, le basta una victoria para consumar su salvación aritmética.

Así pues, además de la disputa por los boletos a la postemporada por el título, habrá que estar pendiente, con calculadora en mano, de lo que sucede en la lucha por la permanencia.

Twitter: @intelisport

 

Anuncios