Terminado el Gran Premio de la Emilia Romagna, el cual volvía a recibir un gran premio después de 14 años, siendo este el circuito en el cual Ayrton Senna perdió la vida, dejando un vacío enorme en la Fórmula 1 y donde en esta ocasión se coronó la escudería Mercedes Benz, consiguiendo su séptimo campeonato de constructores, ya que tras la victoria de Lewis Hamilton y el segundo puesto de Valtteri Bottas, se han vuelto inalcanzables en el campeonato. Sin duda han hecho un trabajo espectacular durante bastante años y han logrado mantenerse en lo más alto, algo que no todos logran.

Por detrás de las flechas negras se encuentra Daniel Ricciardo, quien se vio beneficiado por un safety car en las ultimas vueltas, así como por la mala estrategia de Racing Point, siendo éste su segundo podio de la temporada. Su compañero abandonó por fallas mecánicas en el clutch, al igual que Pierre Gasly, quien abandonó por problemas de sobrecalentamiento, terminando con las esperanzas de Alpha Tauri, hasta que llegó Daniil Kvyat, quien después de la resalida logró ganar tres puestos y estar muy cerca de conseguir el segundo podio para Alpha Tauri en esta temporada. A pesar de no haber obtenido podio, logró su mejor resultado de la temporada y pudo salvar los muebles de la escudería.

En la quinta posición llegó Charles Leclerc, quien tuvo una buena actuación, siendo el único en sumar puntos para la escudería Ferrari, ya que a pesar de que su compañero Sebastián Vettel hizo una excelente gestión de neumáticos, su parada en boxes no fue nada buena, pues los mecánicos tardaron trece segundos en hacer el cambio, arrebatándole la oportunidad de estar en el top 10.

Mientras que a Sebastián Vettel los mecánicos le privaban del top 10, a Checo Pérez la estrategia le robaba el podio, pues tras una buena gestión de neumáticos se colocaba cuarto y tras la pinchadura de Max Verstappen, la cual provoco un safety car, Checo ascendía al tercer puesto, con unos neumáticos duros que llevaban 13 vueltas y a 11 vueltas para el final, teniendo un ritmo muy bueno y neumáticos más frescos que los pilotos de detrás,  pero todo se iría cuesta abajo cuando entró a boxes, pues cambió sus neumáticos duros por blandos y fue pasado por Ricciardo, Albon y Leclerc, los cuales no pararon a hacer su cambio de neumáticos, y a quienes ahora tenía que pasar, en uno de los circuitos mas difíciles para adelantar y a solo seis vueltas para el final. Finalmente, Checo pudo ganar una posición con Albon, pero después la perdería con Kvyat; sin duda algo inexplicable sabiendo las condiciones del circuito; pero, a pesar de todo, Checo hizo una actuación fenomenal, pasando de la décima primera posición hasta la tercera y, por último, a la sexta plaza.

Si hablamos de la mala estrategia de Racing Point y Checo Pérez, la carrera de Lance Stroll ha sido mucho peor, pues desde un inicio tuvo un choque en el cual destrozo medio alerón delantero, teniendo que entrar a boxes y cayendo a la última posición, siendo ésta una carrera parecida a la del fin de semana pasado pero con ciertas conductas anti deportivas, pues al momento del safety car, Stroll iba a recuperar su vuelta perdida. Sin embargo, algunos comisarios seguían limpiando la pista por lo que la doble bandera amarilla se hizo presente, lo que te obliga a ir mas lento de lo normal. Lo anterior, por si hay algún alerón o alguna persona en pista, puedas detener el coche, algo que Stroll no respetó y paso como si nada, yendo a mas de 100 km/h, y poniendo en riesgo a las personas que se encontraban limpiando la pista. Sin duda, una acción por la cual debería ser sancionado, ya que también al momento de entrar a boxes durante el safety car, Stroll se llevó a un mecánico por delante,  acción por la cual pidió disculpas y aclaro que sus frenos estaban muy fríos. Finalmente, Stroll quedo decimo tercero. Sin duda pudo ser un mejor fin de semana para Racing Point, pero las malas estrategias y la mala conducción le privaron de serlo.

Por detrás Checo Pérez llegaron los dos McLaren, con Carlos Sainz en la séptima posición y con Lando Norris en la octava, una carrera sin mucho que destacar para McLaren, ya que no pudieron hacer mucho más que mantener su ritmo y posición.

Por ultimo hablamos de Red Bull, que venían haciendo una buena carrera con Max Verstappen, quien incluso logró colocarse segundo tras un error de Bottas, sin saber que a solo once vueltas para el final sufriría un pinchazo, provocando un safety car (en el cual George Russell también chocaría), terminando con su carrera y con las esperanzas para Red Bull, pues Albon trompeó en el relanzamiento de la carrera, cayendo a la última posición a falta de  seis vueltas para el final. Con este resultado, Albon esta prácticamente fuera de la escudería. Esperemos que en esta semana se anuncie el futuro de Red Bull.

Sin duda esta no fue la mejor carrera de la temporada, pero representa bastante para la Fórmula 1, esperemos que este circuito se quede en el calendario para las futuras temporadas, ya que, aunque difícil adelantar y en ocasiones es aburrido, aquí es donde se demuestra el talento, la habilidad y la inteligencia de los pilotos.

Instagram: motor.sport_news