En el mundo de la lucha libre siempre han habido duplas, tercias o facciones que han dominado y demostrado su poder en los cuadriláteros del país.

Una de las tercias más poderosas y temidas en la historia de la lucha libre, sin duda, es la de “La Ola Blanca”. Para describir lo poderoso que era y todos los acontecimientos que esta tercia generó, es imposible una sola entrega, así que contaré en 4 partes la historia de una de las tercias que la afición a la lucha libre sigue recordando y por supuesto extrañando.

En esta primera parte hablaremos de como surgió esta imponente tercia que dejó huella en la lucha libre mexicana.

En la década de los 60 hicieron su debut tres luchadores, que a la postre se convertirían en 3 autenticas leyendas del pancracio nacional. El Solitario, Dr.Wagner y El Ángel Blanco, ellos eran los auténticos integrantes de la Ola Blanca.

El Solitario debutó en el año de 1960 a la edad de 14 años, pero fue hasta 1965 cuando tomó el nombre que lo llevaría a la inmortalidad, El Solitario. En 1968 fue cuando El Solitario empezó a brillar en la Empresa Mexicana de Lucha Libre, su primer gran logro fue rapar a Ray Mendoza, a partir de ahí, el luchador de oro subió como la espuma a los encuentros estelares.

Al mismo el Ángel Blanco ya brillaba, a pesar de haber debutado casi al mismo tiempo que el Solitario, el Angel Blanco se colocó en la máxima galaxia de popularidad al hacer pareja con Dr.Wagner, el galeno ya era una estrella de la lucha libre, y se estaba convirtiendo en la máxima representación de la rudeza en los cuadriláteros, él siempre fue el líder de la tercia. Dr. Wagner y Ángel Blanco tomaron enorme popularidad al empezar a ser una dupla muy temida en los cuadriláteros, en 1966 nacía la Ola Blanca.

La Ola Blanca era una pareja que dominaba a sus rivales de principio a fin, era casi imposible ganarles al ponerse al tú por tú. Tenían una gran coordinación que aprovechaban para hacer sufrir a sus rivales con sus rudezas.

Lograron ganar el campeonato nacional de parejas venciendo a la que en ese momento era la dupla más importante del país, la pareja conformada por el Rayo de Jalisco y El Santo vio caer su trono en la Arena México. Rivales como Mil Mascaras y Dos Caras o Blue Demon y Black Shadow no pudieron arrebatarles el cetro. Fue tan grande su dominio que en 1966 y 1967 fueron denominados como la pareja del año.lao

Al tener prácticamente dominado el ramo de las parejas, La Ola Blanca decidió hacerse una tercia, para sorpresa de muchos el tercer integrante de la temida agrupación sería el luchador de moda, el técnico más sobresaliente de aquellos tiempos,  El Solitario se unía a la dupla y así nacía la tercia de La Ola Blanca.

Con El Solitario en la Ola Blanca, la agrupación ya no sólo dominaba a sus rivales con rudezas y fuerza, ya que gracias al estilo del “soli” también sucumbían a sus rivales con técnica y agilidad, convirtiéndose así en una tercia muy completa, si antes era difícil ganarles, ahora era prácticamente imposible. Su poderío era tan grande que los rivales temían enfrentarse con ellos, varios especialistas del ring también les llamaban “La trinca infernal”.

Como equipo fueron imparables, eran los rudos del momento, individualmente eran de lo mejor de la lucha libre en aquellos tiempos. Vinieron grandes logros, campeonatos, cabelleras y máscaras.Era una delicia verlos luchar, y además de ser grandes compañeros en el ring, se hicieron grandes amigos fuera de los cuadriláteros, esto hacía que se vieran más unidos y mejor compenetrados.

Pero como era de esperarse, el algún momento, la sociedad iba a explotar debido a una lucha de egos entre sus integrantes…

 

 

-La próxima semana, la segunda parte: LA OLA BLANCA,PARTE 2: El Fin de la Unión.

 

Saludos sin limite de tiempo.

sanchezchairez@hotmail.com

FB: David Cháirez

TW: @davidchairez26

Anuncios