Iga Swiatek

Hoy en día en el tenis, no hay nada que llame más la atención que la NexGen, ya pasaron los días donde Federer, Nadal, Serena y, hasta Djokovic, son los temas del diario. Ya no, ahora se habla de Medvedev, Leylah Fernández, Zverer, Raducanu, Tsiptsipas, Sabalenka, Berretinni, Gauff, Rublev, Paolini, Kenin, Aguer-Aliassame, Andreescu, Shapovalov y, por supuesto, de Iga Swiatek, entre muchos otros.

El tenis de mujer le dio un golpe durísimo al de hombres en las finales del US Open, la audiencia fue mucho mejor para ver a Leylah y Emma, que, para Medvedev y Djokovic, pese a que el serbio buscaba ganar los 4 Grand Slam del año.

Sin embargo, la que ha llamado la atención en estos últimos días es la polaca Iga Swiatek, quien hace varios meses esta en el top ten, se había mantenido por ahí del 8vo puesto. La semana pasada subió al puesto #6 y en ésta ya es la #4, a pesar de su derrota en semifinales en el Ostrava Open.

La crítica no se ha hecho esperar, Swiatek es una de las jugadores más populares del momento, por lo tanto hay gente que la defiende a morir y otras que dicen que no merece el lugar que tiene en el ranking.

Lo cierto es que nadie puede tener un puesto en el ranking que no se haya ganado, no es un concurso de popularidad, no tiene nada que ver con la apreciación, gusto o empatía, el ranking es por merecimiento ya ganado. Nadie tiene más puntos que los ha obtenido al ganar partidos o torneos. Iga no es la excepción.

Campeona de Roland Garros 2020

En estos momentos, la polaca aún cuenta con los puntos de Roland Garros del 2020, que ella se ganó al ser campeona, probablemente en algunas semanas los pierda y bajará en el ranking, todo dependerá de lo que haga en sus próximos compromisos.

Hagamos un análisis de lo que Swiatek ha hecho en su corta carrera y veamos que tan merecida es su popularidad, que, dicho sea de paso, es una de las tenistas más sencillas y profesionales del circuito, es muy amable con los fans, siempre dispuesta a una foto o autógrafo, gane o pierda y eso ya es mucho decir en este medio, es una de las razones de su fama.

Sin embargo, de cariño no vive una tenista y para ganárselo además ser buena persona, debe ser buena tenista. Ella se convirtió en jugadora profesional desde el 2018 y este, es el primer año que juega completo el tour.

Desde mucho más joven se le vieron las condiciones para llegar muy lejos, en su carrera de junior logró ganar 7 torneos de la ITF, 2 títulos de Grand Slam, uno individual, Wimbledon 2018 y otro en dobles junto a Caty McNally en Roland Garros el mismo año. Un año antes fue subcampeona de dobles con Maja Chwalinska en el Abierto de Australia. Además, tiene una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 en dobles femenino haciendo equipo con Kaja Juvan.

Iga Swiatek y Kaja Juvan

En el 2019, entró al top 100 terminando en el puesto #61, además logró calificar a todos los Grand Slam de ese año.

En 2021 ha jugado 45 partidos, 33 ganados por 12 perdidos, de los cuáles ha salido campeona en dos de ellos, Adelaida y Roma. Fue la única jugadora que llegó a R16 en todos los Grand Slam del año, para algunos no parece mucho, pero fue la única que lo logró y se ve bastante bien en su curriculum.

Sus números son impresionantes para una joven de 20 años que es su primer tour completo y que ya logró ganar un Grand Slam. Se le considera una de las promesas más grandes del circuito femenil.

Aunque no todo es miel con hojuelas, algunas estadísticas no le son tan favorables, perdió el primer set en 12 partidos y 9 de ellos no se pudo recuperar, tan sólo en 3 juegos logró la victoria, contra Juvan en Melbourne, Krejcikova en Roma y Ferro en el US Open. De estás 12 derrotas en 9 perdió el 1er juego.

Iga Swiatek

Otro dato no muy bueno es que no les había ganado a rivales del top 25 desde Roma hasta ahora en el Ostrava Open cuando derrotó a Rybakina.

En algunas cosas que la polaca debe trabajar es no derrumbarse cuando comienza mal un partido, se frustra y cuando pierde la paciencia y es complicado que regrese. Capacidad para hacerlo, la tiene, sólo debe acordarse y creerlo.

Le es difícil cambiar su juego que normalmente le da puntos, ya que lo más importante para ella es la regularidad, sin embargo, tiene una gran variedad de tiros que podría aprovechar y debe también aprender a medir su fuerza en ellos.

Le cuesta jugar con tenistas que le pegan tan fuerte o más que ella, como Jabeur, Badosa o Sakkari.

En contraparte Iga es una jugadora muy fuerte, inteligente, perspicaz y difícil de descifrar, nunca sabes qué esperar de ella y cuando toma el control del juego es complicado quitárselo.

Una de las grandes ventajas que tiene es que no teme salir de su zona de confort, es capaz de practicar cosas nuevas, tiros y tácticas, se arriesga, por lo que cuando falla, suele frustrarse. Es chica muy madura de 20 años.

Equipo de Iga Swiatek

El equipo con el que trabaja Swiatek es una parte modular de su carrera, ya que tiene al mismo entrenador con el que hizo la transición de junior a profesional, un joven de 28 años que prácticamente comenzó con ella sin mucha experiencia profesional, Piotr Sierzputowski, es miembro de oro del programa de entrenadores de la WTA y ganó el premio al entrenador del año en 2020.

Es de las primeras tenistas que han integrado a su equipo, además del coach y el fitness coach, a una psicóloga, la famosa (en Polonia) Daria Abramowicz, quién es la que cuida no sólo el estado de ánimo tras una derrota o un triunfo, también los pensamientos y las emociones, que son capaces de multiplicar el rendimiento o hacerte odiar el deporte que practicas.

Así que Swiatek tiene mucho que aprender aún, tiene 20 años y dentro de los 3 años que lleva como profesional, es la #1 de Polonia, ya alcanzó un Grand Slam y 2 títulos más, un Mandatory Premier WTA 1000 y un Premier WTA 500, es la #4 del ranking mundial y estamos seguros que es de esas rivales que no te quieres encontrar en ninguna ronda de ningún torneo.

Iga Swiatek

Hoy en día, tiene que lidiar con mucho más que tenis, los patrocinadores y los medios son parte de sus obligaciones, de la fama y el ranking lo que más le pesa son las expectativas, la desmesurada atención que conlleva todo esto a lo que no acaba de acostumbrarse, pesa y pesa mucho, si le agregamos lo joven e inexperta, la madurez y la inteligencia y su equipo de trabajo que la apoya, estamos ante un de las jugadoras que puede llegar a ser una gran estrella si se mantiene concentrada y saludable.

Es un proyecto que estará sólido y consistente en dos o tres años, por ahora, ella se dedica a aprender rápidamente todo lo que puede, intenta salir a jugar sin expectativas y trata de manejar su frustración y paciencia durante los juegos.

Así que no se ustedes, yo me sentaré a disfrutar cada juego de la polaca que no deja de sorprendernos con tiros impresionantes.

Iga Swiatek

Hablemos de tenis… déjanos tus comentarios aquí abajo y dale like a nuestra página de Facebook: @LiliLoboWC, en Instagram: @wildcardbylililobo y en Twitter: @WCLiliLobo, donde encontrarás mucha más información.