D.J. LeMahieu de los Yankees de Nueva York está tratando de hacer algo que jamás ha ocurrido, al menos no en forma clara, ganar un título de bateo en Liga Americana y otro en Liga Nacional.

LeMahieu logró el mejor porcentaje del viejo circuito jugando para los Rockies de Colorado hace tres años, ahora está confirmando su calidad con los Yankees, digo esto porque cuando alguien hace algo ofensivamente grandioso jugando para Rockies, se le restan méritos por jugar ese equipo en el estadio más apto para lucir a la ofensiva.

La posibilidad de que gane LeMahieu y logre el título de bateo en ambos circuitos es parte del interés adicional que hay actualmente.

En la Liga Nacional hay otro tipo de atractivos, está en la pelea el dominicano Ketel Marte de los Diamondbacks de Arizona, también Bryan Reynolds,  novato de los Piratas de Pittsburgh.

Nunca un pelotero de Arizona ha sido el “champion bat”, Luis González es quien tiene la marca en una temporada con .336 en 1999, pero quedó lejos del primer lugar (Larry Walker .379), el que ha estado más cerca de alcanzar la corona ha sido Paul Goldschmidt, hace 4 años bateo .321, lo superó Dee Gordon por apenas 12 milésimas. En cuanto a Bryan Reynolds, jamás un novato ha sido el campeón bat en la Liga Nacional, esto es algo que alcanzaron en la Liga Americana únicamente Ichiro Suzuki y Tony Oliva.

Lo increíble con Reynolds es que puede ser el número uno en bateo de la Liga Nacional y quedar lejos de ser el Novato del Año.

Existe una polémica con el título de bateo de 1902 de la Liga Americana, donde Ed Delahanty supuestamente ganó, con lo que sería el único pelotero en la historia en ganar en ambos circuitos, sin embargo ese título de bateo se lo otorgaron algunos años después, tuvo ingredientes de todo tipo, incluyendo una demanda.

El pelotero demandado y quien aparentemente superó a Delahanty fue Nap Lajoie, quien ese año saltó de los Filis de Filadelfia de la Liga Nacional a los Philadelphia Athletics de la recién formada Liga Americana, le ofrecieron un mejor salario y decidió irse a otro equipo. Según cuenta la historia los Phillies demandaron a Lajoie y a su nuevo equipo, digamos por piratearle al jugador, en parte ganaron el caso cuando un juez le prohibió jugar a Lajoie en el estado de Pennsylvania.

Entonces los Athletics lo cambiaron a los Cleveland Indians y pudo jugar con ese equipo en el resto de los estados, solo lo sentaban cuando visitaban a los Athletics.

Lajoie vino terminando con un promedio de bateo dos milésimas mejor que Delahanty, aunque con un número de turnos mucho menor, básicamente por no poder jugar aquellos partidos en Pennsylvania. De acuerdo a las reglas de aquel entonces Lajoie ganó la corona de bateo, reunió el mínimo de turnos al bat, tiempo después modificaron el reglamento y aumentaron el mínimo de turnos para aspirar a la corona de bateo, Lajoie ya no reunió los turnos y Delahanty pasó al primer lugar, algo que no convence al 100%.

De ahí que D.J. LeMahieu esté buscando ser en forma clara, con el 100% de la aprobación, el primer “champion bat” en ambos circuitos.