Por: Fernando Benito

Articulista invitado

 

Iniciaron ganándole con autoridad a los campeones Patriotas de Nueva Inglaterra, lo que hizo que algunos conocedores colocaran de inmediato a los Jefes de Kansas City como aspirantes serios a llegar al Super Bowl.

Luego arrancaron la temporada con récord de 5-0 y eso subió sus bonos por las nubes, pero ahora tras perder 5 de los últimos 6 partidos, pocos apuestan por los Chiefs y algunos ya los ven incluso fuera de la posibilidad de jugar en Enero durante los playoffs.

Y es que Kansas City se ha desplomado de forma alarmante, perdiendo incluso encuentros que parecían accesibles, como el del domingo pasado en casa ante unos Bills de Buffalo que llegaban arrastrando la cobija.

Al comenzar su mala racha, los pupilos del head coach Andy Reed, sufrieron las bajas de elementos claves en su defensiva como el profundo Eric Berry, lo que pudiera explicar en su momento el bajón de nivel, sin embargo en este instante los males parecen haberse extendido a todas las lineas, destacando en este sentido lo que ha dejado de hacer la ofensiva que dirige el quarterback Alex Smith.

El ataque de los Chiefs se ubica en la novena posición en este departamento (13 por aire y 15 por tierra), mientras que su defensa es la sexta peor de toda la liga en promedio de yardas permitidas por partido.

El pasador Smith comenzó con actuaciones brillantes la temporada, con estadísticas incluso de MVP, pero actualmente ha tenido un descenso muy marcado en su rendimiento, tan así que tras no ser interceptado en los primeros 8 juegos de la campaña, ahora le han robado 4 pases en los más recientes 3 duelos, que terminaron todos, en derrotas para Kansas.

A pesar de esto, los Jefes están a tiempo de enderezar el rumbo y algo que les puede ayudar mucho es el calendario aparentemente manejable que tienen en la recta final, ya que se medirán a Jets, Raiders, Cargadores, Delfines y Broncos, 5 equipos que ostentan en este momento récords negativos, además de que el duelo en el papel clave ante los Chargers, se efectuará en el Arrowhead Stadium, donde generalmente salen avantes en contra de este rival.

De los Chiefs depende pues solamente, evitar convertirse en una de esas historias macabras, en las que de tenerlo todo se pasa a quedarse sin nada en un santiamén.

Comentarios a: ferben@gremradio.com.mx

Anuncios