El que me diga que creía que el Santos Laguna llegaría a jugar la final, no puedo decir que sea un mentiroso; lo cierto es que no le creo. Y en este comentario incluyo a Irarragorri, Elizalde y toda la descendencia, incluyendo al técnico Almada. Necesito ponerme en los zapatos del técnico y los jugadores, meterme muy “Dientrito de su ser” para saber la verdad, de lo que se piensa y no de lo que se dice. Insisto, ni ellos se la creen.

Hoy por hoy, las apuestas están y estarán a favor de Cruz Azul por dos razones: La primera, fueron el mejor equipo del torneo; y la segunda, por nómina. Yo lo sé que, para los expertos del micrófono, aquellos expertos que no ven más que los cuatro grandes, el Santos Laguna no es más que la oportunidad de acabar con el maleficio y terminar con el verbo “Cruzazulear”. En lo personal, debo decir que veo más fuerte a los Azules, pero……..

¿Cómo llegan a la final? se me hace que Cruz Azul ha sufrido más para llegar a la final. En su partido de vuelta contra Toluca, faltando 10 minutos para el final, un penal muy accidental le dio el pase a 10 minutos de quedar fuera, y la eliminatoria contra el Pachuca se decidió por un solo gol. En esta liguilla, Cruz Azul no ha mostrado ser el equipo que dominó la liga. Definitivamente, quieran o no, la losa de no ser campeón desde hace 23 años pesa mucho. Ya lo veremos.

Santos Laguna empezó su camino a la final derrotando en el repechaje a Querétaro por cinco a cero. En cuartos de final se enfrentó a los Rayados, un equipo que lo superaba en el papel, pocos daban algo por los Guerreros. Yo no sé si fue el planteamiento de Aguirre. Lo cierto es que la actitud y las ganas le dieron a los Guerreros el pase a semifinales en tiempo de compensación. Se podrá decir que se la vieron muy difícil, definitivamente. Pero ¡si las cosas fueran fáciles!… Después vino el Puebla, un equipo que no mostró lo que hizo en el torneo. Santos Laguna lo dominó en el primer partido. Con llegadas del Puebla, si, aunque ya en el segundo encuentro parece que corrigieron. Se sufrió los últimos 15 minutos, pero, ¿qué equipo –y hablo del mundo mundial– no se dedica a defender esa ventaja? Puedo decir que todos. 

Cruz Azul eliminó al siete y al ocho, y le costó. Santos Laguna dejó fuera al tres y al cuatro. Cruz Azul es un equipo de veteranos y jóvenes, éstos ya con experiencia. En la suma de las edades de los dos cuadros titulares, los cementeros suman 45 años más que los verdes. Cruz Azul tiene la losa de los años de no ser campeón. Esto, quieran o no, le va a pesar y juega en contra. Los Guerreros son un cuadro joven, muchos de ellos con su primera experiencia. En resumen, Santos Laguna tiene mucho que ganar y poco que perder, y los Cruzazulinos, se me hace que están al revés. 

¡Hasta la próxima!