La actitud de la selección nacional, de su director técnico, de sus seleccionados, hasta de los directivos que manejan el futbol mexicano. ¿Quién es realmente el culpable del mal estado de la Selección Nacional? Porque si bien, y sin duda, hoy tendremos el boleto para Qatar, aunque el equipo mexicano no convenza. 

Hablar del Tata Martino, como técnico, su bagaje: La Selección Argentina, Barcelona, sin muy buenos resultados, fue lo que lo trajo a México y la verdad no ha logrado hacer de nuestro equipo un conjunto que juegue bonito. Tata ha tenido la mala suerte de enfrentarse a equipos muy hechos, con algunas figuras en grandes equipos europeos, mientras que Osorio tuvo un camino mucho menos sinuoso. Estados Unidos (que no calificó al mundial de Rusia) no era ni la sombra de lo que es actualmente, ahora es un equipo reconstruido y muy hecho. ¿Qué decir de Canadá? Ha sido la sorpresa del octagonal, hace cuatro años no existía. En fin, mientras los otros crecen nosotros nos quedamos. 

Su responsabilidad es en principio generar el deseo, las ganas y la motivación, para que demuestren lo que son sus jugadores y no lo ha logrado. Además, se casa con la misma alineación y le busca poco. Empezó bien y poco a poco fue perdiendo fuerza y juego de conjunto. Si se da un cambio de DT, no me extrañaría.

Los jugadores

A mi juicio son los responsables del andar de la Selección. Herrera no es ni la sombra de lo que juega en el Atlético, A Lozano cómo lo han tratado mal los rivales, como que encara menos y se cuida más. Corona es mucho menos que en el Sevilla, y así podemos analizar uno por uno y no se ve ni por dónde. 

Directivos

Estos tipos son los que tienen hundido al futbol mexicano. No cabe duda que les interesa más el dinero que el desarrollo del deporte. Empezando por los contratos que sólo buscan partidos en territorio gringo, sin importar la calidad de los adversarios. Aquí, sin duda, estos mercenarios del futbol les venden espejitos a los paisanos radicados en aquellas tierras. Es increíble el amor y la añoranza por la tierra que, a pesar de los partidos moleros, siguen llenando estadios. De ahí que estos piratas siguen mamando. Ellos aprovechan que somos los mexicanos de memoria corta y perdonamos todo, de tal suerte que a pesar de nuestra mediocre selección el aficionado sigue estando con ella. ¿A poco no?

En este país tan centralista, Dios quiera que pronto saquen a la Selección del Estadio Azteca. Los chilangos están hartos. Estoy cierto que aficiones como la regia, o los mismos laguneros, haríamos sentir mucho mas calor a los verdes. Entiéndanlo, ya no llenan el Azteca. 

La prensa

¡Vaya que tiene parte en esto! Unos periodistas que además de ponerle valor a los jugadores, un valor que no tienen, nos hacen creer que Lozano, Jiménez, Álvarez, Corona y demás valen millones de euros, cuando la realidad no es así. Los jugadores van a préstamo, porque tienen que demostrar lo que valen y la verdad lo han demostrado poco, ninguno, salvo Herrera, ha llegado a equipos importantes; juegan en equipos segundones en Europa y muchos de ellos ni siquiera son titulares. El valor de los jugadores mexicanos en Europa no puede estar fundamentado en Hugo y Rafa Márquez, se necesita mucho más. 

Hasta la próxima.