SCREWBALL

Por: Aarón Arguijo

Articulista invitado

Solamente hay dos estaciones, invierno y beisbol”

Bill Veek

El hombre que es considerado como el inventor de las promociones en el beisbol, dejó en claro su pasión por la pelota con esa inmortal frase, pero obviamente, jamás se imaginó que una pandemia de colosal magnitud como la que estamos viviendo, podría ponernos en otra estación beisbolera, simplemente congelando las actividades. Mis días de noviembre transcurrían año tras año, con un ojo en lo que sucedía en las plazas de la Liga Mexicana del Pacífico, además de seguir pitcheos en la Serie Nacional Cubana, la liga venezolana y la Puerto Rico Baseball League, sin olvidar la LiDom con mis admiradas Águilas Cibaeñas… hoy, no hay nada de eso, como dijera el grupo Reik en la canción favorita de mi amigo Daniel Velasco: Noviembre sin ti; que bien pudiera estar dedicada al Rey de los Deportes en este 2020.

De la Liga Mexicana del Pacífico alcanzamos a disfrutar poco más de seis series, hasta que llegaron terribles brotes del virus que afectaron en grande a Sultanes de Monterrey y Algodoneros de Guasave, pero en otros equipos también se dio, como en los Tomateros de Culiacán, cuyo mánager Benjamín Gil resultó uno de los afectados. La afectación a los equipos era, hasta cierto punto, de esperarse, finalmente los peloteros están en tránsito constante, aunque guardan todos los cuidados recomendados, por algún lado les llegó el maldito coronavirus, luego ya los contagios fueron al interior.

Detener la temporada fue una decisión acertada, incluso el cancelarla parecería un paso oportuno y sensato, pero las acciones se van a reanudar el próximo martes, esperando que no haya más afectaciones. Pero con todo y lo que nos gusta el beisbol, no debemos dejar de lado que hoy, lo realmente importante es la salud y que lo primordial en esta situación, es que los involucrados en la pelota profesional no hayan tenido complicaciones mayores, salvo el susto de Óscar Robles, mánager de los Algodoneros de Guasave, quien incluso debió ser hospitalizado.

Claro que los aficionados deseamos que vuelva a cantarse el “Playball” en la LMP, que haya trabajo para todos, que se juegue la Serie del Caribe en Mazatlán y que sea una fiesta, pero hoy, lo principal es que la familia beisbolera se encuentre bien en cuanto a su salud, eso es lo primero. Fue curioso que durante esta semana dieron a conocer el calendario de la Serie del Caribe 2021, en un momento en que no está jugando ninguna de las principales ligas que tendrán participación en el torneo, cuyo comité organizador está muy seguro de su realización, pero creo que hoy, el riesgo es tan alto como cuando los Dodgers van ganando por una carrera en la novena entrada de un juego de playoffs y meten a cerrar a Kenley Jansen.

La Liga Dominicana está pactada para comenzar mañana 15 de noviembre, también con un torneo muy diferente a los de años anteriores, pero con la misma tradición y “pimienta” que se le pone a la pelota en Quisqueya. Habrá peloteros conocidos, como los pitchers del Unión Laguna Frankie de la Cruz y Jenrry Mejía, a quien no alcanzamos a ver; ellos jugarán con los campeones Toros del Este, dirigidos por Lino Rivera, mientras que Dustin Crenshaw lanzará para los Gigantes del Cibao y Dave Kubiak lo hará para los Leones del Escogido. Esperamos una gran temporada, pero sobre todo, que la salud sea la constante sobre el diamante y también fuera de él. Que tengan un gran fin de semana y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Correo electrónico: aarguijo@elsiglodetorreon.com.mx