Ha iniciado un nuevo torneo, un equipo que entendiendo lo que le dolía, se reforzó y ahora se presenta más parejo en todas sus líneas. Santos Laguna presenta para este torneo una ofensiva totalmente renovada: Jonathan Rodríguez, un jugador rápido, con buena técnica individual, inteligente, luchón, un hombre que seguramente será el próximo ídolo de la comarca. Freddy Hinestroza es de esos jugadores que gustan, habilidoso, su éxito dependerá qué tanto juega en equipo, el domingo pasado nos enseñó de lo que es capaz, sin embargo me dio la impresión que abusa un poco de la gambeta, seguramente mejorará con el tiempo. A Armenteros lo vi poco, quizá fuera de sitio, siento que su lugar es más adelante de cómo lo vi contra los Tigres.

En cuanto al partido, el equipo se partió, la media cancha se perdió, los huecos eran muy grandes y las líneas no estaban compactas, entre ellas había espacios muy grandes que aprovecharon muy bien los de amarillo. Los Guerreros tienen un problema en la media cancha, tendrán que cubrir el espacio que deja el Pulpo González, en lo personal lo extrañé, de tal suerte que creo que con él, el resultado hubiera sido otro. Diego de Buen tiene calidad, ahora tendrá que demostrar que tiene con que para ser el titular, cosa que nunca ha hecho en los equipos en los que ha militado, seguramente los años y la madurez adquirida serán buenas herramientas para lograrlo.

Tanto hemos hablado de la regla 10/8 que el domingo hubo quien demostró que no importa tu nacionalidad en un juego, lo que verdaderamente importa es hacerlo bien y ser el mejor. Gael Sandoval ya nos había demostrado de qué es capaz, se fue prestado a los Bravos de Cd. Juárez y ha regresado mucho más revolucionado. Bien por Gael, quien con el balón en los pies, nos dijo que estaba listo para ser titular. Y así como él, en Santos Laguna pronto se tendrá el premio al trabajo en las fuerzas básicas. Antuna y Jorge Sánchez ahora lesionados, Cisneros, Kevin Lara, Bernal entre otros, ya están en el primer equipo y seguramente pronto se ganaran un lugar en el cuadro titular, al tiempo.

Soy un convencido que las reglas en el futbol tienen que cambiar, deberán de ser más concretas y claras, se había dicho que todas las manos se iban a marcar, fueran o no intencionales, sin embargo en esta jornada siguió imperando el criterio del árbitro. En el partido Chivas – Pumas se marcó una mano clara, la misma situación se vivió en el partido Santos Laguna – Tigres, una mano mucho más clara no se marcó, y se marca otra que le anula un gol a los regiomontanos. Esas son las ambigüedades de las reglas en el futbol, todo cae en el criterio del árbitro.

El futbol en la actualidad se ha vuelto un juego más de estrategia que de goles. Esto no gusta a nadie, solo a los puristas. La defensa ha pasado a ser lo fundamental en este deporte, recuperar la pelota, jugar con dos líneas bien marcadas y juntas una de la otra para defender, en fin, ¿pero cómo hacer para que esto cambie? Buena parte del juego se desarrolla en el área grande, ahí donde hay empujones, jaloneos y golpes por debajo de la mesa. A los árbitros, para quitarse la barra, les es más fácil culpar al delantero y no al defensa, esto hace que no se comprometa al marcar un penal, marcando normalmente la falta al atacante. Si esto no fuera así y se aplicara el reglamento como se aplica en la media cancha, habría más penales, y por lo tanto más goles; por consiguiente, la estrategia de un equipo que solo sale a defenderse tendría que cambiar.

Pero, ese pero, esos programas a los que les ha dado ahora por tener ex árbitros que solo logran predisponer a sus colegas en activo con sus comentarios; porque al final de cuentas, si la mayoría de las reglas en el futbol están basadas en el criterio del árbitro, desde ese punto de vista lo que opinen en la TV será con un criterio diferente. Y por mi parte lo que escucho y veo con estos sabios del micrófono es que hay dos reglamentos: uno dentro del área, y el otro fuera de ella. Esto no debe de ser, las faltas chicas o grandes, dentro o fuera del área, deberán marcarse por igual, no importa si hay dos o diez penales; esto hará, estoy seguro, una lucha de igual a igual entre delanteros y defensas y, por lo tanto, más goles. ¿Por qué tienen tanto miedo los árbitros a marcar un penal? ¿Será la crítica, será conservar su chamba?

20160719202553

Gran decepción la actitud de Marchesín con esto de la renovación de su contrato, se nota a leguas que durante su viaje a la Argentina le movieron el tapete. Su actitud denota una falta de madurez total. Es como cuando un niño se emperra por una paleta y resulta que a la mitad del camino se encuentra con una más grande y vuelve a hacer el berrinche. Sin embargo, en el programa de Rafa Rosell, su actitud fue diferente; él se quiere quedar en Santos Laguna, no pretende salir a ningún lado. La renovación de su contrato pretende aumentar sus ingresos, que definitivamente se lo merece. Por un lado puede pedir todo lo que quiera, por otro lado siento que se equivoca al manejar la información y ventanearla en los medios. Al tiempo. Aunque todos sabemos que si sale un valiente y suelta lo que el equipo quiere por él o más, de que se va, se va.

Twitter: @patachueca93

Anuncios