Por: Rubén Romero

Articulista invitado

No hay duda de que Eliud Kipchoge es el mejor corredor de maratón de todos los tiempos. Nadie se ha mantenido a tan alto nivel durante tantos maratones en un medio tan altamente competitivo.

Por su privilegiada fisiología o por su manera de entrenar, Kipchoge no ha sufrido lesiones que frenen su avance, aunque debe decirse que en algún momento empezará el declive.

Dentro de este entorno surge un cuestionamiento: ¿En qué medida sus resultados son producto de su talento, y en qué porcentaje son producto de la tecnología?

Lo que inició como una campaña de mercadotecnia enfocada en difundir la promesa de que con un cierto modelo de los zapatos Nike se lograrían importantes economías de carrera, se ha convertido en una aparente ventaja para quienes los usan.

El calzado para correr que se construye con cierta tecnología permite economizar energía y, por consecuencia, ayuda a correr más rápido.

El keniano Wilson Kipsang ganó el Maratón de Tokio 2017 usando un modelo especial de Adidas y la estadounidense Desiree Linden se llevó el de Boston 2018 utilizando un calzado no comercial de Brooks.

Un estudio hecho en la Universidad de Colorado afirma que cada punto porcentual de ahorro en economía de carrera se “traduce” en 0.65 por ciento de aumento en velocidad, para un corredor del nivel de Kipchoge. Lo interesante, sugiere el estudio, es que la “traducción” es más favorable para corredores más lentos.

El modelo Vaporfly 4% de Nike ofrece al usuario un ahorro del 4% en su economía de carrera, por lo que algo de lo que ha logrado Kipchoge pudiera deberse a eso.

El estudio de la Universidad de Colorado especula que si en Berlín 2018, Kipchoge hubiera corrido con los zapatos anteriores, habría cronometrado 2h 03’59” en lugar de su récord mundial de 2h 01’39”.

En otro ángulo, la empresa sueca Maurten ofrece una bebida que permite al organismo absorber mayor cantidad de carbohidratos sin que el corredor sufra problemas estomacales, aportando una mayor cantidad de energía. Maurten anunció que Kipsang la usó al ganar el Maratón de Tokio 2017.

Aquí surge la pregunta: ¿Cuáles hubieran sido los cronometrajes de Haile Gebrselassie si hubiera contado con este tipo de avances tecnológicos?

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

Twitter: @Romerodromo

Anuncios