Por: Fernando Benito

Articulista invitado

 

Los Carneros de Los Angeles han llegado a la mitad de la temporada presumiendo un impecable récord de 8 ganados y 0 perdidos, el cual supera a las más positivas expectativas que se tenían entorno a su desempeño por parte de los conocedores, quienes los veían, si, como un equipo poderoso pero no como uno imbatible a estas alturas de la campaña.

Comandados por el quarterback Jared Goff (2425 yardas y 17 TD,s) y el estupendo corredor Todd Gurley (800 yds y 11 TD,s), los Rams han lúcido imponentes en algunos partidos y en otros fuertes en carácter al sacar adelante compromisos que se complicaron, como el último de ellos ante los Empacadores de Green Bay.

El entrenador en jefe Sean McVay, sigue maravillando con su acertada dirección y ecuanimidad para mandar las jugadas, respetando esa filosofía ofensiva que ha sido la base del éxito de esta escuadra.

El hecho de que los Carneros sean el segundo mejor ataque de la NFL y la octava mejor defensa, los pone definitivamente como el gran favorito para representar a la Conferencia Nacional en el próximo Super Bowl, debido a ese notable balance, pero también ya algunos consideran viable que se conviertan en el segundo equipo en concluir con una temporada perfecta de 17 encuentros.

Y es que checando el resto de su calendario, Los Angeles en el papel tendría una opción real de igualar la hazaña de los Patriotas de Nueva Inglaterra del 2007, aunque por supuesto que no le será sencillo hacerlo.

La clave para conseguirlo parece estar en que pueda sacar avantes sus siguientes 3 partidos, siendo el primero tal vez el mas duro de ellos, pues estará visitando a los Santos de Nueva Orleans, quienes ostentan una racha de 6 triunfos y cuentan con una eficiente ofensiva, la cual lidera el pasador Drew Brees.

Posterior a este duelo, los Rams se medirán en casa a los Halcones Marinos de Seattle que están jugando muy bien y luego viajarán a la Ciudad de México para chocar en el Estadio Azteca con los Jefes de Kansas City de Patrick Mahomes, otro de los conjuntos sensación de la campaña.

Después del partido contra los Chiefs, los californianos descansan para luego visitar a los inconsistentes Leones de Detroit y Osos de Chicago; como local enfrentarán a los Campeones Philadelphia Eagles y cerrarán su calendario viéndose las caras con dos escuadras débiles como lo son los Cardenales de Arizona y 49ers de San Francisco.

Es evidente que el camino todavía se visualiza sinuoso para los Carneros, pero con tal cantidad de virtudes, no es descabellado pensar que puedan hacer historia. Veremos que les tiene preparado el destino.

Comentarios a: ferben@gremradio.com.mx

Anuncios