Por: Rubén Romero

Articulista invitado

Estamos un mes del Maratón de Guadalajara, y seguramente muchos corredores estarán haciendo sus últimas sesiones de entrenamiento largas, acompañadas con su correspondiente “carga de carbohidratos”.

En este sentido, Phil Maffetone, uno de los fisiólogos del “running” de vanguardia en Estados Unidos, asegura que los protocolos de “carga de carbohidratos”, tan populares entre corredores de maratón, debieran ser vistos con cuidado para evitar que lleven al participante a subir de peso o a empobrecer sus resultados.

Algunas campañas publicitarias promueven el consumo de productos con muy alto contenido en azúcar y de algunos carbohidratos poco saludables que funcionan bien durante una competencia, pero que no deben verse como alimento regular.

Curiosamente, dice Maffetone, cada día hay más gente haciendo ejercicio, pero cada día hay más sobrepeso. Los cronometrajes promedio de las carreras son cada vez más lentos.
Una idea generalizada es que para tener más energía hay que ingerir más carbohidratos, lo cual es cierto. Hasta cierto punto.

“Una parte de los carbohidratos se utiliza como fuente de energía, pero otra parte, la que proviene de carbohidratos refinados, produce excesos de insulina, lo que reduce el uso de la grasa como combustible para correr”, dice Maffetone.

La información de que los carbohidratos refinados no son saludables proviene de décadas de estudios de laboratorio, de ensayos clínicos.

Esto no significa que el uso de bebidas deportivas, geles y suplementos durante el ejercicio no sea recomendable. Pero el uso de ese tipo de carbohidratos como refrigerio o como parte de las comidas regulares puede ser malo para el metabolismo, por lo que su ingesta debe cuidarse.

Cierto que esto no es igual para todos los corredores, pero ¿en qué casos debería limitarse (o evitarse) la carga de carbohidratos?

Cuando el corredor tenga antecedentes personales o familiares de enfermedades cardiovasculares, cáncer, Alzheimer o diabetes. El aumento de carbohidratos de alto índice glucémico puede aumentar el riesgo.

Si el corredor se fatiga o tiene hambre durante la carga de carbohidratos, esto debiera verse como un exceso de producción de insulina. De todo eso se debe estar al pendiente.

Recuerda que correr es salud y algo más…, mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com

Twitter: @Romerodromo

Anuncios