Por: Fernando Benito

Articulista invitado

Las Águilas de Philadelphia del mariscal de campo Carson Wentz están en boca de todos, luego de despedazar 34 puntos a 3 a los Acereros de Pittsburgh el domingo pasado, mostrándose muy fuertes en ambos lados del balón.

Este triunfo sobre uno de los conjuntos avocados a representar a la Conferencia Americana en el próximo Super Tazón, subió enormemente los bonos de los Eagles, tan así que algunos conocedores piensan que están listos para trascender este año.

Sin embargo hay que ir con mesura en el caso de Philadelphia, pues no es para nada nuevo que una escuadra se vea así con un pasador novato; ya ha sucedido otra vez y en ocasiones el final no es muy agradable para el equipo en cuestión.

Por lo pronto después de  3 encuentros, la clave del éxito de las Águilas está en la disciplina con la que ha jugado a la ofensiva; hasta el momento no ha cometido errores, no ha entregado el ovoide y generalmente capitaliza lo que le hereda la defensa en cuanto a balones robados y posición de campo.

El quarterback Wentz no impresiona por su número de yardas ganadas (769), pero sí por el temple que ha mostrado para encarar las situaciones de apremio en los partidos que ha jugado ante Cafés, Osos y Acecereros, eso lo ha llevado a lanzar 5 pases de anotación sin recibir una sola intercepción.

Wentz tiene un buen respaldo del ataque terrestre integrado por Ryan Mathews, Wendell Smallwood y Kenjon Barner, mientras que el ataque es complementado por los receptores Dorial Green, Nelson Agholor, el ala cerrada Brent Celek y el polifuncional Darren Sproles.

En cuanto a la defensiva jugadores como el tackle Fletcher Cox, el linebacker Nigel Bradham, el esquinero Jalen Mills y el Safety Rodney McLeod, hacen un trabajo respetable y junto a sus demás compañeros tienen a esta unidad como la cuarta mejor de toda la Liga.

Es curioso que en los últimos años la oficina de Philadelphia había apostado por hacer contrataciones de agentes libres cotizados y traer un entrenador en jefe audaz como Chip Kelly, pero eso no trajo los resultados esperados y terminaron deshaciéndose de casi todos.

Ahora irónicamente con solo la llegada de un par de hombres, del Head Coach Doug Pederson y un pasador novato, los Eagles parecen estar para grandes cosas.

Comentarios a: ferben@gremradio.com.mx

Anuncios