Osorio

Con bombo y platillo, como siempre, se trajo al colombiano Juan Carlos Osorio, como director técnico de la Selección Mexicana. Como si él tuviera la fórmula mágica para lograr que ganáramos, ¡por fin! un campeonato del mundo.

Desde que tengo uso de razón que te ofrezcan el puesto de Director Técnico de una selección nacional es el premio a una carrera llena de éxitos donde has demostrado no sólo tus grandes conocimientos, sino el resultado de todas tus acciones y decisiones.

Con Osorio, hemos tenido en la historia de nuestra selección 12 entrenadores extranjeros, de los cuales 2 podemos decir que se han hecho en México: Ricardo Lavolpe y Tuca Ferreti.

Enfoquémonos a partir de los 80’s donde además de los ya nombrados, han estado Bora Milutinovic, César Luis Menotti y Sven Goran-Eriksson.

Cuando se le ofreció la selección a Bora, ya había sido campeón con los Pumas, estaba trabajando y conocía el futbol mexicano.

César Luis Menotti cuando llegó a México, ya había sido entrenador de la selección argentina, con quien fue campeón del mundo (léase CAMPEÓN DEL MUNDO), trabajado con el Boca Juniors y River Plate en su país, Barcelona y Atlético de Madrid en España, entre muchos otros.

Bueno hasta Sven Goran-Eriksson tenía su cartel, había ganado 19 títulos entre ellos una Copa UEFA, entrenado a clubes en Portugal, Inglaterra e Italia, incluyendo la selección nacional inglesa.

El colombiano Juan Carlos Osorio llegó en octubre pasado con el apoyo de la Federación Mexicana de Futbol y los clubes de la liga, comprometiéndose a hacer todo lo posible por clasificar al mundial de Rusia.

¿Qué ha hecho Juan Carlos Osorio para ganarse el máximo puesto de nuestro futbol? Ha sido entrenador de 3 equipos en su país, su mejor papel con el Atlético Nacional, la MLS, el Sao Paulo de Brasil y 11 partidos con el Puebla. Fue asistente técnico en el Manchester City… ¿Neta?

Y no dudamos que sepa mucho de futbol, que sea un gran conocedor del deporte, sin embargo, ya está demostrado incasablemente que saber no es lo mismo que manejar un grupo de jugadores y hacerlos jugar, sí a eso le agregamos, que en está ocasión, además de famosos, son divas que no tienen idea de lo que significa ponerse la camiseta…

Muchos pueden decir que somos muy severos e injustos con él porque lleva un récord casi impecable con México, de los 11 partidos que ha disputado ha ganado 9, empatado 1 y perdido 1, que por cierto, pasará a la historia como una de las goleadas más dolorosas.

El dilema no son los resultados, sino la forma, Osorio quizá trabaje bien, pero tiene un gran problema, no sabe dirigir y siendo el entrenador de un equipo eso sí que puede ser un gran inconveniente, ¿no creen?

Y no lo digo por despecho, la verdad es que la selección mexicana dejó de dolerme hace muchos años ya, cuando se volvió un juego de poderes, de egos, con gente que sólo le interesa ganar dinero, fama y les importa un comino el amor a su camiseta, a su país y el respeto a sus seguidores.

Sin embargo, hay algo que no podemos pasar por alto, que para un entrenador es como lo que le enseñan en la primaria del futbol, un concepto básico en un juego de equipo, la continuidad, el reforzar la idea del juego, que los jugadores se vayan adaptando a jugar juntos, es la fuerza en tantos equipos grandes.

Debemos de admitir que hasta ahora la suerte había estado de su lado y no hablamos sólo desde la época de Osorio, desde mucho antes, se han ganado juegos que francamente con su desempeño no se debieron sacar puntos.

Imago-436826

La Copa América es una de las competencias más importantes que hay a nivel selección, en Sudamérica ganarla es todo un honor y, es por eso que, sobretodo México y USA, han hecho tanto por estar dentro de ella, hoy ya se unieron más.

El pecado más grande de Osorio ha sido no mostrar ningún respeto por esta competencia, ¿Qué equipo no repite su alineación pese a haber ganado todos sus partidos? ¿Lo agarró de cábala? ¿A qué está jugando? ¿Está probando jugadores durante la competencia? ¿No confía en ellos y por eso no puede decidirse por una base?

¿Durante la Copa América? ¿Really? O de verdad no está contento en México y quiere que lo corran pronto o de plano sus conceptos sobre el futbol están muy distorsionados.

¿Lo culpamos del 7-0 ante Chile? Sí, eso no quiere decir que no responsabilicemos a los jugadores, quienes se mostraron tal y como son, sin garra, sin idea de cómo se quiere jugar, agrandados, pensando que la mercadotecnia gana partidos. #Américaparalosmexicanos

El entrenador es quien debe imponer la forma de juego, debe inspirar a los jugadores a darlo todo, es quién decide y convoca (aunque sabemos que eso en México no siempre es posible), así que sí es responsable.

Osorio sabía que no tenía lo suficiente para el reto que tenía enfrente, no era tiempo de una selección nacional, le hacía falta mucho camino por recorrer y no es por el 7-0, es por todas las incongruencias que se vieron en los partidos que se han jugado, que se han ganado, hasta que te enfrentas a equipos bien armados, que saben a lo que juegan y te dan el baile de tu vida.

Desgraciadamente, los triunfos de Osorio no han sido contundentes, ganar en la Concacaf es una obligación, hasta ahora el único partido que realmente refleja donde está el futbol mexicano a nivel mundial es el que se jugó contra Chile.

Osorio dice que está muy apenado y que le demos tiempo para pensar en lo que sigue… ¿Neta?

 

Anuncios