¡Una vergüenza!, la peor derrota en toda la historia del futbol mexicano en un torneo oficial: la falta de actitud de los jugadores, el poco futbol, se dijeron muchas cosas. Sin embargo en mi opinión dos fueron la causa de esta aplastante derrota. Primero, que ellos, los chilenos son mejores que nosotros y la segunda, que nuestro técnico es un loco que nos vino a vender espejitos.

osorio11

Hablemos de la primera: a nosotros los mexicanos nos gusta que nos digan que ésta es la mejor selección de todos los tiempos, aunque nos engañen, no le hace; a Televisa lo que le gusta es vender un producto que se llama Selección Nacional. Nos gusta que nos digan que Ochoa es de los mejores porteros del mundo y que el Chicharito es el genio que hace goles; Layún, considerado el mejor jugador del Porto y Guardado, el jugador más valioso de la Liga EREDIVISIE en Holanda; a Hirving Lozano lo quieren más de 4 equipos de Europa; Moreno y Herrera unos cracks; Corona anota goles a lo Messi, etc. etc. Nos gusta creer que los niños héroes  eran tan buenos como el 007 y que somos los consentidos de la Virgen. Lo cierto es que a estos niños que jugaron, a estos “idolazos”, les faltó compromiso, entrega y lo que se debe tener defendiendo una playera nacional.

La gran mayoría de los expertos mexicanos daban como favorito a México, “aunque el partido sería muy parejo”, decían. Nadie mencionaba que solo Beausejour juega en Chile, ni que Bravo es el portero del Barza, ni que Sánchez juega en el Arsenal y Vidal es de los diez mejores jugadores del mundo, y qué decir de Díaz, jugador de media cancha del Celta de Vigo, fundamental en la buena temporada que tuvo este equipo en la liga española. Ni que Aranguiz y Medel del Inter son unos auténticos perros de caza. En pocas palabras, fuimos un equipo superado por otro que era mucho mejor que nosotros, en juego de conjunto y hombre por hombre.

Ahora hablemos de nuestra maravilla, Juan Carlos Osorio. Un técnico al que fueron a buscar casi hasta el fin del mundo, recordemos que estaba en Brasil dirigiendo al Sao Paulo. Podemos hablar de su trayectoria como director técnico, pero esto lo podemos encontrar preguntándole a Google. Para mí lo más importante son sus formas, de las cuales nunca estuve de acuerdo. Un entrenador que no repite alineación no puede hacer equipo y el futbol es de once jugando juntos, no puede ser que para la Copa América no haya tenido una alineación base, que para cada uno de los partidos haya hecho más de 5 cambios. Se puede hablar de la racha de partidos, 11 para ser exactos en que bajo la dirección de este hombre México no perdió, incluso de mantener durante 806 minutos su meta invicta. Si, el Tri no perdía, ¡por fin teníamos un técnico que valía la pena! Nos habla bonito, de resiliencia, acude a la divina providencia, educado ante los medios, de buen hablar, en fin nos enamoró.

Y nos enamoró con muy poco, porque sus triunfos fueron, por orden de aparición: El Salvador 3-0 (eliminatorias Rusia), Honduras 0-2 (eliminatorias Rusia), Senegal 2-0 (amistoso), Canadá 0-3 (eliminatorias Rusia), Canadá 2-0 (eliminatorias Rusia), Paraguay 1-0 (amistoso), Chile 1-0 (amistoso). Y así llegó a la Copa América Centenario, con “ese gran palmarés” y con 143,234 cambios. El primero fue Uruguay, buen primer tiempo 1-0 a favor; segundo tiempo, con un hombre menos los Charrúas despertaron y nos dominaron hasta empatar el partido, gol dudoso a favor (mano de Márquez) y se da el resultado. Contra Jamaica, los morenos fallaron los goles que nos anotó Chile, pero se dio el resultado jugando mal; y luego contra Venezuela que gracias a una individualidad se logra evadir a la Argentina con el empate, pero la verdad sin jugar bien durante la fase de grupos y mucho menos con tantas modificaciones de partido a partido.

Estábamos felices, con los nuevos espejitos adquiridos en la gran venta de rebajas “Osorio Almacenes”, pero llegó Chile y todo se derrumbó, los espejitos se nos fueron de las manos y se rompieron.  Cómo recuerdo a Caixinha, quien con sus verdades nos ponía en el lugar, pero eso a los mexicanos no nos gusta, y menos que nos lo diga un extranjero. Estoy seguro que Osorio seguirá, sus conferencias de prensa serán maravillosas y de buen gusto y durante los partidos seguiremos viendo sus apuntes con sus dos plumas, rojo y azul. Hasta la próxima.

Twitter: @patachueca93

Anuncios