Por: Rubén Romero

Articulista invitado

Un repaso a los calendarios de carreras de ruta nacionales permite ver que casi la totalidad de los eventos programados para abril o mayo han sido pospuestos o cancelados, y la verdad es que hay razones de peso para ello.

Los especialistas aseguran ahora que el virus se puede transmitir al hablar con una persona infectada a pesar de que no muestre síntomas de la enfermedad. Lo que está ocurriendo en Guayaquil parece apocalíptico, por lo que vale la pena hacer lo que sea necesario para evitar llegar a eso.

Una consulta con operadores de carreras locales y nacionales permite ver que el volumen de inscripciones para las carreras se ha reducido de manera drástica, casi total, lo que ha sido una señal de alerta para los organizadores.

Aunque hay quienes confían en que para el verano habrá pasado lo más crítico, la verdad es que, aunque así fuera, los organizadores de carreras de maratón y medio maratón deben estar conscientes de un efecto que tendrá esta cuarentena.

Los corredores que no se inscriben difícilmente estarán entrenando, por lo que su reacción a participar a corto plazo no será rápida aunque se levante la contingencia, no será fácil que las carreras de gran fondo mantengan sus niveles de participación, y mucho menos crecer.

Al margen de lo anterior, el corredor debe entender que el organizador incurre en gastos por anticipado que son de una importancia relativa al tamaño de la carrera.

“Hay gastos que deben hacerse con anticipación a la fecha de la carrera, como las medallas de finalista, las playeras y los números de competencia”, comenta Fernando Galindo, director de Trotime, uno de los operadores más grandes de México.

Esto empuja a los organizadores a manejarse con mayor anticipación, ya que hay una gran diferencia entre cancelar o posponer una carrera dos días antes de su fecha, que tomar la decisión antes de ejercer los gastos señalados.

¿Qué esperar para los siguientes meses? La verdad es que no hay nada claro, empezando por la incertidumbre de la duración de la epidemia. Los organizadores de carreras pospuestas se tomarán su tiempo antes de confirmar sus nuevas fechas.

“Lo que ocurrirá”, dice Bernardo Martínez, director de Numeral, el fabricante de números de competencia más grande de México, es que “después de esto ya nada será igual, como industria tendremos que reinventarnos”

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com