SCREWBALL

Por: AarónArguijo

Articulista invitado

“Hay tres cosas en la vida, que verdaderamente amo: Dios, mi familia y el beisbol. El único problema es que una vez que comienza la temporada, cambio el orden un poco”.
– Al Gallagher –

El expelotero de los Gigantes de San Francisco y Angelinos de Anaheim, Al Gallagher, tenía bien definidas sus prioridades en la vida, sobre todo, una vez que el equinoccio de la primavera ingresa al hemisferio norte, dando paso año con año, a que se cante la voz de “playball”. Ahora, con la llegada del mes de abril, se ha puesto en marcha la temporada 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol, una campaña que parecía nunca llegaría para los aficionados laguneros, pero luego de muchos rumores, finalmente el equipo se quedó en casa y ayer puso en marcha una nueva aventura.

El día inaugural siempre otorga esa belleza de que todos los equipos están en el primer lugar, en igualdad de condiciones, las cuales se van moviendo día a día con los resultados que se arrojan en los diamantes. Para los Algodoneros del Unión Laguna, es un nuevo comienzo, no solamente en el sentido de la competencia, sino en prácticamente todos los aspectos de la organización, desde los dueños y los directivos, hasta los peloteros que vestirán el histórico uniforme Guinda, todo es prácticamente renovado, así lo verán los aficionados.

Durante este fin de semana inaugural, se están enfrentando Algodoneros y Tecolotes de los Dos Laredos, equipos que no están considerados entre los “favoritos” para pelear por los primeros lugares de la Zona Norte, podría incluso decirse que están en la famosa “reconstrucción”. Lo cierto, es que se trata de dos plazas muy tradicionales en la Liga Mexicana y con directivas que por supuesto, buscarán trascender para otorgar satisfacciones a sus aficionados, además de demostrar que la inversión monetaria no lo es todo, en un deporte tan complejo como el beisbol.

Será el próximo martes, cuando en el estadio de la Revolución, podremos volver a vivir esa experiencia de un juego inaugural, en el que las expectativas están al máximo y que suele registrar un tremendo lleno en las tribunas. Parece ser que una vez más, tendremos ese lleno total en el añejo y remozado inmueble ubicado sobre la avenida Juárez, según se ha apreciado en la venta de boletos, mostrando una gran respuesta, esperando se mantengan los aficionados en la tribuna, a lo largo de los 60 juegos de la temporada regular, más los que puedan venir.

Durante la etapa de pretemporada, escuché en numerosas ocasiones, por parte de los aficionados, el que se debe tener paciencia para el equipo durante la actual temporada, tomando en cuenta que es una nueva directiva y las cosas se han realizado de manera apresurada. Sin embargo, esas palabras no las he escuchado de parte de los nuevos dueños o directivos del equipo, ellos están convencidos de que la necesidad es ganar juegos, buscar trascender, por lo que no exigirle al equipo, sería incurrir en un error.

Soy un convencido de que al no exigirle a una persona o a un equipo, cuando sabes que tiene el talento necesario, más que ayudarle con “compasión”, le perjudicas, al no acompañarle en el camino para mostrar su verdadero potencial. Estos peloteros que visten el uniforme Guinda, tienen talento, me consta, por lo que estoy más que convencidos que exigirles desde el mismo inicio de la temporada, es una manera de acompañarles e impulsarles hacia el éxito, hacia brindar esas satisfacciones de las que está ávida, la afición lagunera. Feliz fin de semana y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Correo electrónico: aarguijo@elsiglodetorreon.com.mx