Por: Rubén Romero

Articulista invitado

A partir de que la IAAF reconoció como récords los cronometrajes de las carreras medidas con el procedimiento de la AIMS, que se basa en el Contador Jones, se han registrado ocho récords mundiales en maratón varonil, todos en el de Berlín.

El que esas marcas se hayan registrado en un mismo maratón permite compararlas entre sí de manera más o menos objetiva, con la salvedad de la variación en las condiciones del clima, que, desde luego, juegan un rol importante en los resultados.

Dentro de este contexto es interesante analizar los márgenes por lo que se ha roto el récord mundial en cada ocasión.

Si se analizan los primeros siete récords mundiales, sin incluir el 2h 01’39” que Eliud Kipchoge registró el mes pasado, resulta que el récord mundial se ha roto en rangos que van desde 15 hasta 29 segundos, promediando 24 segundos en las siete ocasiones.

Eso hace que llame la atención el que Kipchoge rompiera la plusmarca del orbe por 78 segundos, una diferencia que pudo ser mayor si el clima no hubiera sido seis grados arriba del ideal y los “pacers” hubieran hecho un buen trabajo.

No es exagerar decir que en condiciones ideales Kipchogue pudo haber corrido el maratón en el orden de 20 segundos más rápido.

Aquí vale señalar que, cuando un corredor rompe el récord mundial, recibe ganancias que conservadoramente superan el medio millón de dólares, si se piensa en la bolsa en efectivo, en los bonos “por aparición” y en los bonos de sus patrocinadores.

El bono por romper el récord mundial no aumenta con el margen por el que se rompe el récord. El bono es el mismo si se rompe por un segundo o por 78.

De lo anterior surge unas preguntas: ¿pudo Kipchoge administrar su esfuerzo como para romper el récord mundial por unos 20 a 30 segundos, dejando margen para volverlo a romper en un futuro?, ¿qué dice de Kipchoge el no haberse dosificado de esa manera? ¿Será que él no está seguro de que tener otra oportunidad, o será que no piensa tanto en el dinero? Usted, ¿qué opina?

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

 

Twitter: @Romerodromo

Anuncios