Por: Rubén Romero

Articulista invitado

El keniano Eliud Kipchoge demolió ayer el récord mundial de 42K en el Maratón de Berlín al registrar 2h 01’39”, mejorando por 78 segundos la plusmarca de 2h 02’57” que el también keniano Dennis Kimetto tuvo ahí mismo en 2014.

La diferencia más grande con respecto a un récord mundial anterior era de 29 segundos con los que Haile Gebrslassie rompió el récord mundial del keniano Paul Tergat en 2007 al cronometrar 2h 04’26”, también en Berlín.

El australiano Derek Clayton había mejorado la plusmarca del japonés Morio Shigematsu en 1967 por 2’23”, al cronometrar 2h 09’37”, pero la IAAF llamaba “mejores marcas” a esos registros en esas fechas por no contar con un sistema de medición avalado por ellos mismos.

La keniana Gladys Cherono batió el récord femenil del evento para ganar con 2h 18’11” que la convirtió en la cuarta más rápida de la historia. Fue la primera ocasión en que las tres punteras cruzaron la meta por abajo de 2h 20′.

Kipchoge había solicitado un equipo de “pacers” que lo llevara a cruzar el medio maratón en 61’00”, lo que parecía arriesgado, pero al final mostró que sabía lo que hacía al hacer la primera mitad en 61’06” y la segunda en 60’33”. Una carrera ideal.

El keniano corrió del kilómetro 40 a la meta (2 mil 195 metros) en 06’07”, un paso que de mantenerse lo llevaría a recorrer el maratón completo en 1h 57’35”.

Si el resultado de Kipchoge parece extraordinario, lo es más si se piensa en que el maratón arrancó a 14 grados centígrados, una temperatura por lo menos cinco grados más alta de la ideal, lo que pudo aumentar el cronometraje final en el orden de unos 30 segundos.

La otra situación es que la asistencia de los “pacers” fue deficiente: uno de ellos abandonó en kilómetro 14 y otro en el 15. Sólo Josphat Boit cumplió con la encomienda de apoyar a Kipchoge hasta el kilómetro 25, por lo que los 17 kilómetros finales los hizo “en solitario”, haciendo más pesado el tramo.

¿Pudo haber corrido más rápido? probablemente sí, aunque eso es especulativo. Lo que sí es cierto es que la figura de Kipchoge se consolida como la del más grande corredor de maratón de todos los tiempos.

Por México participaron 732 corredores de los que 287 fueron femeniles. El mexicano más rápido fue Víctor Solís, de la Ciudad de México, con 2h 40’38”, y en las mujeres fue Regina Yamín, de Guanajuato, 3h 05’38”.

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com

Anuncios