Por: Fernando Benito

Articulista invitado

 

Definitivamente son varios los equipos que han quedado a deber en la presente temporada de la NFL, la cual ha llegado justo a la mitad del calendario regular.

Aquí tocaremos precisamente el tema de las escuadras que hasta el momento son una completa decepción, considerando que se tenían altas expectativas en cuanto a lo que podían hacer en este 2017.

En la Conferencia Americana encontramos a los Cuervos de Baltimore, Bengalíes de Cincinnati, Potros de Indianapolis, Broncos de Denver y hasta los Raiders de Oakland, quienes se han ido por un camino distinto al que pensaban los especialistas.

Los Ravens han lúcido desconocidos, pues no son dominantes ni a la ofensiva ni a la defensiva, aunque se mantienen en la carrera por calificar a los playoffs con su récord de 4 ganados y 5 perdidos, mientras que los Bengales se cayeron una vez que se apagó el entusiasmo de su pasador Andy Dalton y con su marca de 3-5 se ve difícil que puedan reaccionar sobre todo al estar en una División algo exigente.

En el caso de los Colts (3-6) es evidente que lo que les pasa no es ninguna sorpresa, tomando en cuenta que desde el principio se sabía que no tendrían a su pasador titular Andrew Luck; los Broncos (3-5) arrancaron bien pero el esfuerzo de su defensiva se ha ido cayendo paulatinamente conforme el ataque no aporta lo suficiente, ni Trevor Siemian, ni Brock Osweiler parece tendrán los argumentos para sacar del hoyo a esta escuadra y por último los Malosos (4-5), no son ni la sombra del conjunto espectacular del año anterior y ya sabemos que esto se debe a que el ataque no ha terminado de tomar su ritmo y el pasador Derek Carr se muestra inconsistente en una temporada en la que se suponía vendría su despegue definitivo.

Mientras tanto en la Conferencia Nacional tenemos a escuadras como los Gigantes de Nueva York, Halcones de Atlanta, Bucaneros de Tampa Bay y Cardenales de Arizona, a las que algunos colocaron como contendientes dentro de sus respectivas divisiones pero que ahora ya están a punto de decir adiós a las posibilidades de avanzar a la postemporada.

Los Giants que han ganado un partido y han perdido 7, son un completo desastre en los dos lados del balón; cometen errores a la ofensiva y difícilmente su defensiva contiene, así es que en el papel este equipo está cerca de entrar a un proceso de renovación a pesar de que sigue ahí el mariscal de campo Eli Manning, 2 veces ganador de un anillo de Super Bowl.

Atlanta (4-4) por su lado es la mejor prueba de la irregularidad, a veces se ve bien y otras no tanto, por lo que cada domingo surge la interrogante de que escuadra saltará al terreno de juego, si la que ganó el campeonato de Conferencia o la que batalla para ganar yardas y anotar puntos, no obstante que continua teniendo figuras como el quarterback Matt Ryan y el receptor Julio Jones.

En cuanto a los Bucaneros (2-6), lastimosamente su proceso de desarrollo se detuvo abruptamente y de ser considerados para pelearle en el Sur a Panteras y Santos, ahora no se ve como puedan abandonar el sótano de esta División y para colmo ya también se les lastimó su mariscal Jameis Winston.

Y los Cardenales por su lado, dejaron de intimidar a sus rivales con su juego defensivo y aunque a veces compiten, la realidad es que ya no son capaces de ganar partidos imponiendo el estilo que les caracterizó. Arizona es otro de los equipos que desafortunadamente tampoco cuenta ya con su pasador titular Carson Palmer, debido a que se lesionó.

La verdad es poco probable, que alguno de estos conjuntos pueda subir su nivel y alcanzar a calificar, sin embargo es una realidad que de todos ellos, Raiders y Falcons cuentan con las armas para revertir la situación…. vamos a ver si lo logran.

Comentarios a: ferben@gremradio.com

Anuncios