Por: Rubén Romero

Articulista invitado

 

Finalmente llegó el calor y la verdad es que eso debe tomarse muy en serio si se trata de salir a correr, en especial si se quiere competir.

Lo primero que debe advertirse es que, además de las altas temperaturas, el verano regiomontano es húmedo, lo que hace más importante tomar algunas medidas preventivas para evitar sufrir un “golpe de calor”.

¿En qué afecta la alta humedad al corredor? El calor que se genera al correr debe disiparse al exterior del organismo para evitar que se acumule y se eleve la temperatura corporal, entendiendo que los problemas del golpe de calor aparecen cuando la temperatura del cuerpo supera los 39 grados centígrados.

Los primeros síntomas de un golpe de calor son dolor de cabeza, mareos, vómitos y sequedad de la piel, que si no se controla a tiempo puede traducirse en desmayos y en un colapso cardiorrespiratorio.

De acuerdo con el sudafricano Tim Noakes, la temperatura de la piel del corredor en estado de reposo es de 33 grados, lo que marca una referencia importante al correr en calor. La velocidad a la que se disipa el calor generado al correr es mucho menor cuando se corre a 25 grados que cuando se corre a 12 grados.

Más aún, cuando se corre a más de 33 grados, el organismo absorbe calor del medio ambiente en ligar de disiparlo, lo que podría verse incrementado por los rayos del sol, acelerando la elevación de la temperatura del cuerpo.

A eso debe agregarse que una buena parte del calor generado al correr se disipa a través de la evaporación del sudor, y que esa evaporación se reduce en la medida que la humedad relativa del ambiente sea más alta.

Dicho de otra manera: si la humedad es muy alta, tu sudor no se evapora y tu ropa se humedece más, lo que significa que estas disipando menos calor, o lo que es lo mismo, se estará elevando más rápidamente la temperatura de tu cuerpo.

¿Qué hacer ante todo esto? Lo que dicta el sentido común: evitar salir a correr en los horarios de más calor, reducir la duración de las sesiones de entrenamiento y si se va a competir es fundamental optar por objetivos más conservadores.

Observación: si bien es importante hidratarse, también es importante saber que una persona puede sufrir un golpe de calor estando hidratada.

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

Anuncios