Por: Fernando Benito

Articulista invitado

 

Los Delfines de Miami tienen en su poder en este momento el último de los boletos de comodín en la Conferencia Americana, pero hay muchos que piensan que es cuestión de tiempo para que otro equipo se los arrebate y los deje sin playoffs por octavo año consecutivo.

Con récord de 9 victorias y 5 derrotas, los Dolphins se han convertido en una de las historias sensación en la presente temporada, pues tras iniciar con un triunfo y 4 descalabros han demostrado carácter para ganar 8 de sus más recientes 9 partidos, aunque la mayoría de ellos sobre escuadras que realmente han exhibido pocos argumentos esta campaña.

Aún así, tiene mucho mérito lo que ha logrado Miami y ahora solo depende de ellos el llevar a buen puerto este viaje épico por el que ha navegado en medio de mucho esfuerzo y obstáculos importantes, como el que ahora encara con la lesión de su pasador titular Ryan Tannehill.

Estadísticamente los Delfines no asustan a absolutamente nadie, ya que no están ubicados en los primeros lugares en los principales departamentos de ofensiva y defensiva, pero se las han arreglado para asimilar sus momentos complicados en los partidos y después hacen las jugadas para ganar, eso en la NFL cuenta mucho más que lucir como un equipo dominante que al final no tiene el temple para llevarse el resultado y para el que no crea, ahí están los Cargadores de San Diego que 7 veces esta temporada han dejado ir ventajas en el cuarto período.

Ahora sin Tannehill, el head coach Adam Gase sabe que su equipo sigue teniendo una oportunidad y por lo pronto en el pasado duelo ante los Jets de Nueva York, ideó el esquema adecuado para que el quarterback suplente Matt Moore realizará el trabajo, contando por supuesto con el soporte del ataque terrestre que encabeza el corredor Jay Ajayi.

Miami pues lo intentará en el cierre de la campaña, no lo descarten, ni lo duden ni tantito, pero el éxito final de su encomienda será el tener la capacidad de exorcizar a sus propios demonios; visita a los Bills de Buffalo en Diciembre y después recibe a los Patriotas de Nueva Inglaterra, que a lo mejor llegan con la urgencia de ganar para asegurar el puesto número 1 en la Conferencia Americana.

Ante estos dos equipos en esas circunstancias generalmente los Delfines pierden…..es tiempo de cambiar la historia.

Comentarios a: ferben@gremradio.com.mx

Anuncios