Diálogos con Tadeo – Capítulo II

Tras varias semanas de discutir con él solamente por la vía virtual, hoy volví a convivir con mi amigo Tadeo. Tras recibir cuatrocientos cincuenta y ocho mensajes de su parte vía WhatsApp en los que acusó, juzgó, sentenció y crucificó al arquero santista Agustín Marchesín, y ya que recordé que tenía más de dos meses sin ingerir un delicioso menudo, lo cité para desayunar y platicar con él sobre este tema.

  • Sé que ya te tengo hasta la madre con este tema de Marche, pero él también me tiene a mí hasta la madre. Si no quiere estar en Santos, que ya ni juegue: que se vaya mucho a chingar a su madre, pero que ya no nos tenga en ascuas…
  • ¿Por qué crees que nos tiene en ascuas? – pregunté – Si tú mismo en un mensaje me afirmaste que él había declarado que se quiere ir a jugar con Boca…
  • Pues es lo que dicen todos los medios
  • ¿Todos? ¿Todos?
  • Pues la gran mayoría… y he leído en internet la prensa argentina, allá todos afirman que Marche se muere de ganas por irse a jugar con los xeneizes.
  • Ay, Mateo – suspiré con resignación mientras exprimía la mitad de un limón en el plato de menudo – la prensa argentina es como la prensa regiomontana, pero potencializada.
  • Ah, chinga… ¿Por qué dices eso? – preguntó sosteniendo la cuchara antes de llegar a su boca.
  • No lo recuerdas porque tienes memoria de corto plazo – respondí al tiempo en que procedía a agregar cebolla, orégano y chile a mi humeante plato –, este último torneo los dos cuadros regiomontanos llegaron a liguilla y no tuvieron necesidad de recurrir a los rumores, a las “bombas”. Tienen la taquilla asegurada con la venta de abonos, así que no han tenido necesidad de recurrir a los golpes mediáticos para mantener la atención de sus seguidores. Sin embargo, debemos recordar cuando uno de los equipos de la sultana tiene una mala temporada. Para mantener la atención de sus seguidores sueltan rumores sobre contrataciones rimbombantes. Las notas que redactan son similares; como si llenaran un formato, solamente cambiando nombres de personajes. Al inicio afirman que “la negociación tiene un avance de tanto porciento”, después sueltan notas en las que afirman que el jugador que supuestamente será contratado se encuentra muy ilusionado por ir a jugar a Monterrey, que es su sueño, que anhela jugar para ese club – se trate de Tigres o Monterrey –, y que es cuestión de horas para que dicho pase se concrete. Días después, la negociación o se cayó, o no se concretó porque no pasó de ser solamente un rumor; y la reacción de la directiva y la prensa es afirmar que “el agente pidió más dinero”, “a la mera hora decidieron no venderlo”, “le lavaron la cabeza al jugador”, “el dueño de la mitad de su pase no quiso vender”. ¿Ya entiendes la similitud con la prensa argentina y el caso marche?
  • Pero aquí el mismo Irarragorri declaró que Marche pidió su salida – respingó Tadeo mientras yo aproveché para degustar una cucharada de menudo.
  • Ay, pinche Tadeo. Da gracias a Dios que no soy pachuco…
  • Mira, mira… ¿y eso por qué?
  • Porque si lo fuera, traería un peine en la bolsa trasera de mi pantalón. Y en este momento lo estaría usando para peinarte y aplicarte un restart como aquellos que le aplicaba el Botija al Chómpiras.
  • Uy, ya te pusiste violento – dijo Tadeo mientras me señalaba con la cuchara de peltre.
  • Cabrón – continué -, te he dicho que antes de creer lo que aparece en un encabezado, leas la nota completa… o verifiques lo que ahí se dice. Independientemente de lo que digan los encabezados o las mismas notas, ahí está circulando en redes el audio de lo declarado por Alejandro. Está muy claro cuando dice que Marche les pidió “explorar esta operación”, lo cual es muy diferente a que pide salir del equipo.
  • Es lo mismo – volvió Tadeo a la carga –, eso quiere decir que se quiere ir. Si no quisiera hacerlo, ni siquiera lo hubiera pedido.
  • A ver, Maestro: ¿Recuerdas cuando me concertaste una cita con tu compadre, el que vende seguros?
  • Si, lo recuerdo…
  • Yo sabía que esa cita no era para platicar. Sabía que esa reunión era para que tu compadre intentara venderme un seguro…
  • Pero aquí no estamos hablando de seguros – Interrumpió Tadeo.
  • Yo tengo mi seguro, Tadeo. Sé lo que me cuesta y el alcance de la prima. Estoy contento con las condiciones y no pienso cambiar de compañía. Cuando acepté reunirme con él, fue simplemente para explorar qué producto vende; eso no significa que esté a disgusto con la compañía con la que tengo contrato, ni que desee cambiar, ni que por aceptar la entrevista me vea obligado a comprarle su producto. ¿Entiendes?
  • Entiendo, pero no encuentro similitud entre un seguro para automóvil con el caso Marche…
  • Va otro ejemplo, ahora con manzanas. Cuando estás en tu casa, tu esposa se acerca y te comenta: “Tadeo, toca a la puerta un señor que trae unas cajas; se me hace que nos quiere vender algo”, y tú le respondes: “Pues abre y pregúntale qué quiere, qué vende, a cuánto, etc.” ¿Es lo mismo que decir “cómprale su mercancía”?
  • No, no es lo mismo, pero…
  • Aquí es igual, Tadeo. Si Marche pidió a Irarragorri que explorara la oferta, seguramente fue para saber qué ofrecen a cambio, cuánto sería su salario por defender la portería de Boca. Claro que no le van a ofrecer, ni de chiste, lo que está percibiendo en Santos Laguna. Algo así como decir: “Alejandro: pregúntales qué chingados quieren. Qué ofrecen. Y cuando te pongan la oferta sobre la mesa, los mandas a la fregada. Así yo me protejo y no me cierro las puertas de Boca, por si en el futuro surge la posibilidad de terminar allá mi carrera”.
  • ¿Te consta que eso fue lo que pidió Marche? – respondió Tadeo pasando a la ofensiva.
  • Claro que no – repondí –. Ni tú, ni yo, ni ninguno de los cabrones de la prensa que están especulando sabemos exactamente lo que realmente se dijo. Yo te hablo usando la lógica. Porque también debemos entender que Marche lo último que quiere es meterse en problemas con Boca y con la prensa argentina. Esos cabrones son capaces de reventarlo, de dejarlo fuera de la selección de su país. También recuerda: si realmente se quisiera ir, no estaría en este momento concentrado en Puebla, listo para jugar esta tarde en el Cuauhtémoc.
  • Y si: los del programa de mediodía afirmaron que Marche no jugaría hoy contra Puebla.
  • Como bien dijo Alejandro en la misma entrevista en la que dio a conocer la voluntad de Marche: es muy fácil especular y querer anticiparse. Esos de la prensa te afirman algo: si le atinan, quedan como sabios, como genios; si no atinan, no pasa nada; total, ahí estarán algunos como tú viéndolos o escuchándolos, dentro de algunos meses ustedes habrán olvidado dicho episodio y, cuando estos “periodistas” vuelvan a especular,  sus seguidores volverán a creer en sus especulaciones, así sean meras fantasías.
  • Pero más le vale a Marche irse – siguió Tadeo tras dar un trago a su refresco y mientras se limpiaba con su pañuelo el sudor que produjo en su frente la gran cantidad de chile que agregó a su plato de menudo –, porque si se queda, ahí te encargo las mentadas de madre que le van a dedicar desde la tribuna el próximo domingo, cuando Santos vuelva a jugar en el Corona.
  • Mentadas que no se deberían de dar. Marche en realidad no ha dado pie a que la gente lo trate así. Lee lo que ha comentado al aire: “yo de Santos NO me quiero ir”, comentó en conversación telefónica en “El Cuartel”. Ayer en el aeropuerto, antes de partir rumbo a Puebla, afirmó: “no es una despedida, es una nueva bienvenida”.
  • Pero en la misma charla con “El Cuartel”, él mismo dice que no sabe lo que sucederá en cuatro días, o en seis meses…
  • Ningún jugador sabe qué sucederá con él. Y aclaró que lo dice porque si en este momento su directiva le dice: “me ofrecen muchos millones por ti, así que te vas a tal equipo”, él se tiene que ir; y puso el ejemplo de Oribe Peralta, de quien sabemos no quería irse de Santos Laguna cuando lo mandaron a jugar al América.
  • ¡¡¡Mmmmmtamadre!!! Yo ya entendí. Pero, ¿cómo hacer para que el resto de la gente también lo haga?
  • No sé qué manejo vayan a darle a este asunto el club y Marche.
  • En caso de que Marche continúe con Santos, ¿se te ocurre una declaración que deje satisfechos tanto a los boquenses como a los santistas? – Preguntó Tadeo preocupado, ahora más por el affaire Marche que por la enchilada que se dio con el menudo.
  • Si va a continuar en Santos Laguna, más le vale a Marche dar declaraciones que dejen contenta a la fanaticada lagunera, y simplemente no hablar mal de Boca. De todos modos va a continuar levantando olas este asunto.
  • ¡Ay, cabrón! Pues qué desmadre – exclamó nuevamente Tadeo. ¿Por qué hacen tanto pedo con estas cosas?
  • Porque estos asuntos venden, pinche Tadeo. A la prensa, en su afán de vender, le vale madre la ética. Con tal de vender, no les importa si desestabilizan al club, a sus seguidores, o si le causan malestares a los jugadores y sus familias. Pero mientras la gente como tú les haga caso, los vean, los escuchen, visiten sus sitios web, los sigan en redes sociales, ellos así seguirán. Debemos si no acostumbrarnos, cuando menos saber cómo lidiar con este terrorismo periodístico al que han sometido a Santos Laguna desde que llegó Pedro Caixinha, desde que nuestro club decidió trabajar con su departamento de Inteligencia Deportiva, lesionando los intereses de esos coyotes llamados “promotores”.

Cambiamos de tema, ya que Tadeo se molesta cuando le digo lo borrego que es. Continuamos charlando de otros temas. Compartimos el malestar temporal de ver a la selección olímplca, durante el tiempo en el que estuvo abajo en el marcador ante el modesto cuadro de las Islas Fidji. Terminando el encuentro pasamos a la caja a pagar lo consumido. Antes de despedirnos, Tadeo volvió a preguntar:

  • ¿Entonces damos por hecho que Marche se queda?
  • Así lo pienso, Tadeo – respondí -.
  • ¿O dependerá de su actuación hoy en Puebla?
  • Creo que un partido no influirá.
  • Ya veremos.
  • Pero no veas tanto, Tadeo. Y cuando veas, analiza antes de juzgar.

Espero el inicio del encuentro de Santos Laguna en Puebla. Realmente no sé lo que sucederá la siguiente semana. No sé si Marche atajará el siguiente domingo 14 ante Guadalajara. De hacerlo, no sé cómo lo recibirá la gente. Realmente me dolería mucho ver que lo maltraten, después del predicamento en el que ajenos al club lo han metido. Espero fervientemente que todo se resuelva de la mejor manera y que, a pesar de las olas que induzca esa prensa asquerosa que pulula por todos lados, esta temporada llegue a buen puerto. Creo que es el deseo que todo auténtico aficionado santista comparte.

Agradezco sus opiniones y comentarios

enrique@maciasweb.com

Twitter: @emaciasm

Anuncios