Hoy quiero echar a volar la imaginación. Quisiera soñar y ver el próximo torneo como a mi me gustaría. Sé que será un sueño imposible. Sin embargo, perderé un poco el tiempo, malgastaré papel y memoria de mi lap top. A todos mil disculpas por semejante atrevimiento.

Ha cambiado la comisión de arbitraje, salió Chana y entró Juana. Este último personaje tendrá que trabajar muchísimo, sobre todo en el renglón del VAR. Esta herramienta que en nuestro país se usa demasiado y que sigue sometida  al criterio de los que lo manejan, o al del árbitro, pero no a la claridad que algunas veces nos muestra la cámara. Las jugadas deberían juzgarse con la cámara a una velocidad real, sobretodo porque la cámara super lenta nos dice cosas diferentes. ¿Que si fue mano? Lo dirá el criterio del árbitro. ¿Que fue falta? Lo dirá el criterio del árbitro. Incluso el fuera de lugar está sujeto muchas veces al criterio del árbitro. Archundia deberá analizar cuántas veces interviene el VAR en un juego en Europa. Les aseguro que en muchas menos que en nuestra liga.  Eso sueño: que se use menos el VAR pero que sea mas justo. 

Sueño con que desaparezcan, o cuando menos se les dé menos importancia a los árbitros en los programas de televisión. El hecho es que el arbitraje se condiciona, lo comprometes a marcar lo que no debe por miedo a la crítica. Una critica que en las más de las veces está sujeta a la apreciación de los comentaristas, y regularmente ellos están dominados por sus preferencias o amor a alguna camiseta; porque díganlo o no, ¡claro que sus inclinaciones se dan!

Sueño con una crónica más profesional y no tan vende partidos, sueño con una critica en donde se narren jugadas de futbol y no jugadas espectaculares que están muy lejos de serlo. Sueño con alguien que critique al tramposo que haga tiempo o que finja una falta y en donde el que narra diga: ¡Es parte del juego! ¡Por favor, cómo promover a un mañoso! Eso no es parte del juego, el futbol no es de tramposos y hay que erradicarlo.

Sueño con un futbol honesto, en donde los jugadores no sean tan tontos y entiendan que hay 25,346.3 cámaras que están al acecho de todas sus tonterías. Sueño en un futbol en donde nadie se lesione, sobre todo los que van ganando, y más cuando faltan 15 o 20 minutos para el final. ¿Por qué nunca se lesionan los que van perdiendo? ¡Milagro!

Sueño en el día en que la FIFA reglamente el tiempo efectivo de juego; ese día se acabarán muchas locuras que suceden en un campo de futbol.

Sueño con un programa de televisión en donde se analice toda la jornada y a todos los equipos. Sueño en que los profesionales del micrófono se pongan a estudiar y analicen todos los partidos, que sepan las alineaciones de todos los equipos y podamos disfrutar un programa en donde se nos enseñe más, y no sólo la estupidez de los 4 grandes. ¡Un programa!

Pero, más que nada, sueño con un futbol en donde el jugador se manifieste, un futbol de toque, en donde el que no traiga la pelota juegue igual que quien la trae, que impere la técnica individual y nos demuestren que son jugadores de primera división, y no los chambones que vemos cada ocho días. Sueño con su honestidad en el terreno de juego, que no reclamen todo, que sean lo suficientemente hombrecitos para aceptar la labor del árbitro; es el colmo que aun cuando el VAR confirma la falta, todavía estén reclamando. ¡Que difícil! Los sueños, sueños son, y sé que tendré que aceptar la realidad, sin reclamar nada a nadie y disfrutar  nuestro futbol.

Hasta la próxima.