AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

En el gran tema del amor romántico, sobresale la capacidad analítica del primer amor, porque el resto de la vida es de pasión y olvido, de aprendizaje y selección, porque después de algunas experiencias y entrados en años, los hombres se adhieren al ejército de los escépticos y hay quienes destacan más su tendencia hacia la sexualidad a preferir la nostalgia del tiempo dorado.

En el futbol, país de distintas realidades, hay ocasiones en que la gente siente que se va al infierno, que tiene un complejo destino, inventor de pesadillas y otras en que se cabalga en pegaso. Y el futuro nunca será perfecto pero será nuestro, es una educación sentimental y muchas de tus relaciones vienen de un libro o de una película, son personajes que uno fabrica en silencio.

El futbol puede compararse con artistas como Pioquinto González (San Juan de Guadalupe, 1871) analfabeta y pobre, se hizo de un sitio en la música con vibrante entusiasmo que superó todo. Compuso «De Lerdo a Torreón» (1901) la polka famosa en el mundo y se hizo inmortal. Lerdo fue antes que todo lo demás. La influencia de la villa creciente cambió a «De Torreón a Lerdo» sin que eso desmerezca nada. En cambio, Kim Gordon (68) nació en Nueva York, ha sido parte de varios grupos y hoy, le impone a su guitarra un sonido magnético, que hace flotar al auditorio. Es un estilo que hoy se conoce como Rock Alternativo.

Así es el juego de futbol, entre una y otra corrientes. Hay jugadores que conducen la pelota y la nostalgia. Tiene artistas que se mueven dentro de la cancha como bailarinas de ballet, como magos que obedecen solamente órdenes de calidad, por espacios donde habitan los sueños, dotados de anticuerpos de la libertad de espíritu. Por igual hay otros demonios que suelen poner barricadas al talento y otros taciturnos que parece que desean asistir a su propio funeral.

Este juego, identifica pronto a sus héroes, porque van apareciendo como si jugasen con otro color en su casaca, Son jugadores que tienen su propia identidad, esos que están preparados y en espera de lo inesperado, esos como Carlos Acevedo (25) que está hecho de una madera especial, que nos hace viajar en el tiempo para recordar a otros astros bajo los tres palos blancos, es de esos que tienen conciencia fascinada por el alma convulsa y peligrosa del futbol. La forma como atajó el penal y luego se revolvió con su gente tres y cuatro veces, son fotos para enmarcarse.

Esos tres puntos arrancados a un irregular Cruz Azul, son oro para la imagen que Eduardo Fentanes (44) trata de crear de este grupo que se creía perdido en el desierto. El  es como los escritores de ingenio y cultura que no siempre son entendidos, ha luchado como auxiliar de famosos y DT en segunda pero sobre todo es un apto formador de valores que merece la oportunidad y lo mejor, es mexicano de Veracruz y quiere satisfacer la visión de su imaginación.

Este futbol también parece una agencia de fotógrafos de modelos, donde es imposible perder la capacidad de asombro, como cuando Mr. Aguirre pidió «paciencia y tiempo para trabajar» ¿con ese plantel y nómina millonaria?. Dijo no renunciar; claro, no es iluso y prefería ser cesado para cobrar la millonaria indemnización. Es el mismo caso de Solari y el joven Leaño, a quienes la gente querría que salieran de la pantalla y responder por las fallas, invitando también al inca Reynoso. Es la eterna secuela del juego y la virtud de la gente debe ser entender el mundo tal y como es. 

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com