El pasado lunes, el club de futbol Pachuca entregó playeras y dinero en efectivo a los atletas mexicanos que triunfaron en los juegos olímpicos de Tokio. Gran detalle del club tuzo, lo que genera buenos comentarios hacia esa institución. Jesús Martínez ha basado su éxito en las relaciones. Desde el inicio del proyecto tuzo, estuvo sostenido en las buenas relaciones con el gobernador de aquella época, si no me equivoco Murillo Karam. Jesús tuvo la visión de que el futbol aglutinaba una serie de proyectos muy ligados a un equipo. En principio sacó a los tuzos de la nada y, alrededor de ellos, empezó sus andanzas en este deporte. Primero llevó al equipo a la primera división y, con ello, construyó las instalaciones donde entrenarían el primer equipo y las fuerzas básicas. Organizó los congresos de futbol, trajo a conferencistas de la talla de Johan Cruyff y Pepe del Bosque, interminable la lista de participantes. Después construyó la “Tuzo Plaza”, los “Tuzo Cines” y, para rematar, la Universidad del Futbol y el Salón de la Fama. Todo revestido con un halo de servicio a la comunidad y nunca con el afán de “hacer dinero”. Siempre bajo el lema de: ¡Pachuca cuna del futbol!

Jesús Martínez es un hombre bien visto donde se pare, sabe y le ha sacado todo el provecho a un deporte altamente comercializable, pero además, con proyectos que lo hacen ver como un prócer en su comunidad. La Universidad del Futbol, que es toda una universidad, menos de futbol; y el Salón de la Fama. reconocido en México, pero muy poco en el mundo. “Chucho” Martínez es un mago de las relaciones, si no creen, pregúntenle a Orvañanos, a Javier González y a uno que otro que anda por ahí.

Por otro lado, si vemos las formas de Alejandro Irarragorri, son todo lo contrario. Hombre serio, visionario, capaz de llevar a cabo los proyectos que se propone. En poco tiempo ha edificado un Grupo ORLEGI que no sólo cuenta con Atlas, Santos Laguna y Tampico Madero; sino también está conformado por empresas agroindustriales y de la construcción. Alejandro es un tipo adusto, severo, rígido y serio. No le interesa quedar bien con nadie, al revés: los medios de comunicación como que no se le dan, ha tenido problemas con casi todos. En 2012 ESPN tuvo que montar su set de transmisión en el terreno contiguo al TSM porque no los dejó entrar. En una entrevista con Ángel Carrillo, director de noticieros de Multimedios Laguna, Alejandro le dio una repasada al conductor. En TV Azteca México no era muy bien recibido. En fin, su carácter no se ha prestado para las relaciones, su éxito ha sido su tesón y saber con quién…

Como ven, son dos personajes de nuestro futbol, los dos protagonistas, pero tremendamente diferentes en su carácter y personalidad. A uno los medios lo adulan, lo tratan bien, le soban el lomo; al otro, lo ignoran y si pueden le dan palo. Es mas, Alejandro sabe que no se siente querido, aunque él sigue en lo suyo.

Pero, ¿por qué he dedicado este PATACHUECA a estos personajes? Porque el uno tiene equipos bien tratados, y el otro, un equipo muy maltratado, en donde ni el VAR ni los árbitros han sido muy justos con los Guerreros. ¿Tendrá que ver esto de las relaciones? Los penales dudosos, las decisiones del VAR normalmente en contra, en fin. Cuando la perra es brava hasta los de casa muerde. 

El martes volvió a perder el Santos Laguna en la semifinal de esa nueva liga surgida como todas ahora para sacar dinero y perdió nuevamente en tiempo añadido, sólo que ahora sí fueron superados por el rival y no por los árbitros o el VAR como sucedió con León y Tijuana.

Hasta la próxima.