AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

Hoy en día, el verdadero viaje de descubrimiento no consiste en la persistencia de buscar nuevos paisajes, sino en “mirar” con nuevos ojos; es decir, ubicar otros ángulos y matices que nos ayuden a comprender y contextualizar al mundo que nos rodea, en una nueva perspectiva. Mirar sin escribir desde la nostalgia, sino abriendo de verdad los ojos a una nueva ventana emocional. 

Pero esos afanes, de pronto suelen claudicar y no se soporta tanta realidad, sabiendo que se vive mejor de manera alterna, en la medida que lo permita la fragilidad humana, pues no puedes vivir con los recuerdos de la fantasía solamente, sino acometiendo el intento de vida verdadera, con metas, sueños y miradas como animal herido, que sin heridas, le es imposible hacer su oficio. 

El hombre inteligente, siempre está lleno de dudas y se pregunta a sí mismo hasta que la cabeza estalla. ¿Esa famosa Copa Oro, de verdad lo es? ¿Por qué un México 1-0 El Salvador reúne en el Cotton Bowl a 45, 792 espectadores con boleto pagado? Esa fuente de dólares por un show mediocre es porque la gente vive de nostalgia y quiere acelerar su corazón con emociones de un juego que no da para mucho, porque ya no existe lo fantástico y la medianía de ambos, es real. 

La FMF se inventa el Campeón de Campeones y ¿si es del futbol mexicano, por qué lo lleva a Carson, California? Desde luego, que por los dólares y otra vez, la explotación de la nostalgia, porque este juego es una maquinaria de dinero, cuyos sucesos muchas veces marcan la temperatura del mundo. Debemos entender que el futbol es como un cerebro que habla. Martino se dice merecedor de las victorias aunque mínimas y los jugadores desechan todo tipo de crítica. 

Uno lamenta también que no hay instructivos para recordar cuando fuimos felices, así que como Netflix y HBO no siempre ofrecen calidad, si acaso doblar para ver una buena victoria de NYY sobre el odiado Red Sox y emocionarse en las cadenas de USA con repeticiones del atrapadón de Willie Mays sobre el batazo de Vic Wertz en el Polo Graunds en 1954. Mays corrió de espaldas como poseído, levantó su guante y tomó la pelota a más de 400 pies. Engarce histórico. 

Y ahora, la novedad de que Santos Laguna continúa con su indefinición ante Santiago Muñóz, que se empeña en volar sin madurar sus alas y el club, de un de repente deja a FOX a días del arranque. Está claro que sus buenas razones tendrá para hacerlo, solo que esos son como secretos de estado. El tiempo irá definiéndolo todo y a corto plazo. 

Así que cuando no hay espectáculo atractivo para defender la alegría, uno debe dibujar su propio mapa de emociones, con todo el encanto del miedo, del azar y del riesgo, como los amores ajenos. De pronto el amigo querido incita a pensar rápido y dar una novena de Yankees con héroes ya muertos. Y va, Tony Lazzeri en tercera; Joe Dimaggio, jardín central; Cletis Boyer en segunda; Mickey Mantle en el derecho; Lou Gerigh en primera; Roger Maris en el izquierdo; Phil Rizutto en el short; Thurman Munson, el cátcher y Catfish Hunter, lanzador. Ah, Billy Martin de mánager. Como ven, hay que soñar también con los ojos abiertos.

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com