Por: Rubén Romero

Articulista invitado

Un comentario que se lee ocasionalmente en redes sociales es el que dice: “si no subo a Facebook lo que corrí hoy, es como si no hubiera corrido”.

Lo anterior viene al caso por el lugar que las redes sociales han llegado a ocupar en la vida de mucha gente, y en particular en la de la comunidad corredora, al convertirse en una forma de contacto que llegó para quedarse.

Una encuesta del Centro de Investigaciones Pew, con sede en Washington D.C., reveló que entre el 88 y el 64 por ciento de la gente, de entre 18 y 64 años, usa las redes sociales de manera permanente.

La interacción que generan las redes sociales con y entre los usuarios influye en su manera de pensar, en su manejo de la información y hasta en su manera de sentir, por lo que en ocasiones experimentan cambios de conducta notables.

Un artículo del “Social Cognitive and Affective Neuroscience” asegura que el acumular “likes” en Facebook estimula ciertos circuitos cerebrales que están relacionados con la sensación de la recompensa.

Cuando alguien recibe comentarios positivos (likes) en Facebook, explican, su cerebro activa los receptores de dopamina que generan la sensación de recompensa. Es algo que en casos extremos puede llegar a generar adicción.

Aparte de lo anterior existe el riesgo de que la parte del cerebro que maneja las emociones reaccione de manera negativa cuando la persona se siente excluida de los chats o de ciertos eventos en línea.

Es algo que se conoce como “exclusión social”, lo que puede generar cuadros de ansiedad o de depresión, que pueden afectar a personas con cierta predisposición.

Desde luego que hay beneficios importantes que se derivan del uso de las redes sociales: Por ejemplo, se facilita el contacto con personas con intereses afines, creando nuevas comunidades, y se propicia el intercambio de tips de entrenamiento, que de otra manera sería muy difícil obtener. En las redes sociales hay grandes beneficios para el corredor.

¿A qué viene todo esto? A algo bien sencillo: la pandemia ha hecho que una gran cantidad de corredores se vuelquen de manera literal a las redes sociales, lo que si bien ofrece ventajas y oportunidades, también implica correr ciertos riesgos, que no está de más entender y manejar.

Recuerda que correr es salud y algo más.., mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com