Por: Rubén Romero

Articulista invitado

En este año 2020, flagelado por la pandemia, se han roto, por lo menos, 12 récords mundiales en carreras de fondo y de ruta, a pesar de la reducción en la cantidad de competencias, lo que da lugar a una reflexión.

El récord mundial más antiguo del atletismo es el de Jarmila Kratochvílová, de Checoslovaquia, quien registró 1’53″28/100 los 800 metros en 1983.

La segunda plusmarca mundial más antigua es la de Marita Koch, de Alemania del Este, de 47″60/100 en 400 metros, registrada en 1985.

Lo interesante es que ambas marcas tienen algo en común: fueron registradas antes de que se iniciaran las pruebas de antidopaje en el mundo.

Al caer el Muro de Berlín se denunciaron -y se demostraron- las generalizadas prácticas de dopaje de la Alemania del Este, lo que se tradujo en sonados escándalos y demandas internacionales.

Pero los récords de Kratochvílová y de Koch siguen vigentes, a pesar de que se trata de marcas ilegítimas e inalcanzables por las circunstancias en que se dieron.

Así se rige la World Athletics (WA): avala récords espurios que carecen de valor, que dejan de ser objetivos por alcanzar para los atletas modernos. Esos récords no valen y siembran la duda para todos los demás.

A no dudarlo, las innovaciones en el calzado explican en buena medida la lluvia de récords de este 2020, aunque hay otros factores que también han contribuido.

Es verdad que la “ayuda” del dopaje alemán del siglo pasado no se compara con la ayuda de las suelas de fibra de carbono. El dopaje está calificado como una infracción, no así el uso de la fibra de carbono.

El problema es que la ambigüedad de la WA en la definición de las plusmarcas les resta credibilidad y perjudica al deporte. Entre el récord mundial de maratón de Dennis Kimetto (2h 02’59”, en 2014) y el de Eliud Kipchoge (2h 01’39”, en 2018) hay 80 segundos de diferencia.

¿Qué parte de esa diferencia se debe a la ayuda de la fibra de carbono que usó Kipchoge? ¿Qué parte de ese avance es humano?

Es cierto que los récords son para romperse, pero bajo circunstancias iguales; de otra manera no tienen valor. No se trata de desconocer ni de vetar las nuevas marcas, se trata de redefinirlas, de reubicarlas. Pero la WA se niega a hacerlo.

¡FELIZ NAVIDAD!

Recuerda que correr es salud y algo más.., mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com