Ney Blanco de Oliveira en la Corte del Rey

Charlas con Héctor Huerta

Capítulo VIII: Los descubridores del Rey

HÉCTOR: Mencionabas a Waldemar de Brito. ¿Cuál es su importancia en la vida del Rey?

NEY: Después de que irrumpió el fenómeno “Pelé” aparecieron muchos queriendo reclamar la paternidad del Rey. Otros (innumerables “pitonisos” de ocasión) decían que eran ellos quienes habían presagiado la llegada del Rey. La verdad única es que Edson, por razones obvias, es obra única de sus padres; y en el fútbol encuentra dos palancas trascendentales en sus movimientos posteriores. Una, el entrenador en las infantiles del Baurú Atlético Club, Waldemar de Brito, que lo llevó del “Baquinho” al Santos; y la otra, Luis alonso Pérez, “Lula”, el eterno entrenador del Santos que le dio la oportunidad en primera división. Ambos, desafortunadamente para el fútbol, ya desaparecidos.

HÉCTOR: ¿Quién fue Waldemar de Brito?

NEY: Escribió y está en las grandes páginas del libro del fútbol brasileño. Primero que Leónidas da Silva, pero contemporáneo a la vez, Waldemar se destacó como un jugador cerebral y titular de la selección verde-amarilla. Aparte tuvo una época de gloria en el fútbol argentino con la camiseta del San Lorenzo de Almagro. Esa gran figura del fútbol fue, ni más ni menos, el primer entrenador de “Pelé”. Cuando se encontraron en la vida, Waldemar dirigía a las infantiles del Baurú, a donde llegó “Pelé” siguiendo la huella de su padre, que entonces era jugador del equipo.

Una relación adicional del Waldemar de Brito se daba con el presidente del Santos, el eterno presidente Athié Jorge Coury, amistad que se formó cuando los dos defendieron la camiseta del seleccionado brasileño. En 1956 Athié ocupaba el puesto de diputado de la comarca de Santos en la Cámara de Sao Paulo. Y dentro de las actividades que desarrollaba Waldemar de Brito en Baurú se encontraba la de funcionario público; Waldemar solicitó su cambio de Baurú a Santos y en las negociaciones con Athié se trató el caso de “Pelé”. Así, como si las piezas estuvieran acomodándose, Waldemar consiguió su traslado a la capital del Estado para ocupar otro puesto burocrático, no sin antes comprometerse con Athié a llevar de la mano, hasta las puertas del estadio “Urbano Caldeira”, al futuro Rey del Fútbol.

Athié Jorge Coury

Athié era presidente del Santos desde 1945 (duró hasta 1970) y cuando cerró el trato con Waldemar le indicó que dejara a “Pelé” en manos de “Lula”.

Waldemar tenía intenciones de llevar a “Pelé” al Corinthians, pero al lograr el traslado a Sao Paulo llegó al acuerdo con Athié de dejarlo en Santos.
Llegaba “Pelé” a un equipo con más dignidad que grandeza.

HÉCTOR: ¿Por qué pidió Waldemar de Brito su cambio de Baurú a Sao Paulo”?

NEY: ¡Ah!, es que Waldemar era un bohemio incorregible. ¿Sabías que es el único descendiente de raza africana al que yo escuché cantar tangos? Eso se debía a la influencia del tiempo que vivió en Argentina. Otra cosa: en Baurú la gente duerme temprano. Y a Waldemar le gustaba andar la vida de noche. Pidió su traslado porque en Sao Paulo había mucha vida nocturna. ¿Por qué no se quedó con “Pelé” en Santos? Porque tampoco tenía Santos la vida propicia para un bohemio. Ahí también tenía que dormir temprano. Y a Waldemar de Brito siempre lo atrapó la bohemia, ignorando las manecillas de los relojes…

(Mañana: “Lula”, el patriarca del Rey).

____________________________________________

En la imagen de arriba, Luis Alonso Pérez “Lula”

Twitter: @emaciasm