AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

El futbol será siempre protagonista de alegría, de ira, de pasión, de silencios, de penurias y también de temblores. Es el imán de las almas del estadio, el juguete del diablo y la miel del desierto desolado por la ausencia de sonidos y gritos en la noche fría. O bien, es lluvia que irriga ilusiones, sueños y tentaciones de una rebeldía, porque lleva ojos de una extraña vivacidad. Los hombres pasamos, las instituciones quedan y el futbol es infinito.

La música de este juego tiene una voz propia. Desde el invierno de 1996, Alfredo Tena y sus hombres (España, Rubio, Pedro, Caballero, Benjamín, José Miguel, Nicolás, Adomaitis, Wagner, Paco de Anda, Borgetti y compañía) con el Dr. Galván y Ricardo Luna de escuderos, nos llevaron a la élite y 25 años después, Santos tiene sello distintivo y la palabra clave es nosotros, porque siempre se dieron pasos adelante, que nos ahorraron quebrantos, sin dejar indiferente a nadie.

Después pasaron muchos hombres en todos esos años y luego de los títulos de Quirarte y Guzmán vino el TSM, donde también Galindo, Caixinha y Siboldi saltaron a la historia de este club. Ahora es el turno de Almada, que parece un león enjaulado cuando ocupa su territorio de técnico, se transforma y seduce a propios y rivales. Mientras se juega, se agita como fiera y lleva la jaula consigo, esa que lo acompaña doquiera que se mueve y ahora está en la búsqueda de lo perpetuo. Guillermo no es el genio que escapó de la lámpara, sino un profesional y así como el escritor cuya única propiedad es su imaginación y sus ficciones, se aferra a sus conceptos, porque a estas alturas es imposible asaltar el banco de las ideas, ya tan desfalcado, sino que repasa sus trucos y va destapando algunos nuevos, mientras su gente espera el llamado como bomberos al rescate. La tropa de Almada tiene presente que el periodismo fuera de la región o lo ignora o no le rinde el respeto adecuado, ni le da el mérito que superar a los famosos tiene. Esa gente acude a la nostalgia del auditorio para regalarles una cauda de especulaciones que no apaguen sus llamas de ilusión, pues a decir de Freud “el inconsciente devuelve los recuerdos” pero la vida es hoy, no ayer ni mañana y ese actualidad es irresistible. Remata ofreciendo cinco canteranos en cancha ante la nómina sin reflejo de Cruz Azul: Acevedo, Arteaga, Ulises, Games y Adrián Lozano. Todas cerezas.

El futuro inmediato es totalmente impredecible pero lo real es que este equipo tiene habilidad para la fábula y domina un estilo.

Tiene detalles por mejorar y gente por recuperar pero también posee el tiempo que le dará el espacio de trabajo. Mira hacia donde aparentemente no hay nada pero tiene la mira bien puesta. Lo hará con actitud ganadora, con todo y el miedo de nosotros.

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com