Por: Fernando Benito

Articulista invitado

 

Para sorpresa de casi todos, el quarterback veterano Ryan Fitzpatrick se presentó en la temporada 2018 de la NFL, teniendo una soberbia actuación en la victoria que consiguieron como visitantes los Bucaneros de Tampa Bay 48 puntos a 40 sobre los Santos de Nueva Orleans.

Entrando en reemplazo del suspendido Jameis Winston, el pasador de 35 años lanzó para 417 yardas y 4 pases de anotación, además de que completó el 75% de sus envíos (21 de 28).

Son este tipo de actuaciones las que mantienen vigente al mariscal de campo egresado de la Universidad de Harvard, las que sin embargo lamentablemente son contadas, pues es un hecho que a lo largo de su carrera no ha sido un jugador consistente.

En 14 temporadas ha militado en 7 equipos, siendo en los Bills de Buffalo donde ha permanecido mas tiempo (4 campañas), mientras que en escuadras como los Carneros de San Luis, Bengalíes de Cincinnati, Jets de Nueva York y ahora Bucaneros ha durado un par de años, ostentando también experiencias de solo una campaña con los Texanos de Houston y Titanes de Tennessee.

Eso es un indicativo contundente de que nadie lo ve como un quarterback confiable, sin que eso quiera decir que en ocasiones no saque adelante el trabajo, como ahora lo hizo y muy bien, en el partido frente a los Saints, ganándole el duelo ofensivo a su homólogo Drew Brees.

El gran problema para Fitzpatrick comienza cuando le “cae el veinte” de que ya tiene la absoluta responsabilidad del proyecto, pues siendo una alternativa en la posición parece relajarse y ejecutar de buena manera el plan de juego, pero una vez que todo gira entorno a él, la presión termina por asfixiarlo.

En los Bills se pensó en un momento que era el pasador del futuro, le dieron un buen contrato y no pudo responder a esa confianza y lo mismo le sucedió con los Jets, a quienes puso en posición de avanzar a los playoffs pero no logró calificarlos al echarlo a perder todo en el último partido de la temporada.

Con la actuación del domingo pasado, ya inició un debate de si debería ser el titular con Tampa Bay, siendo esto obviamente algo prematuro ya que hay que esperar a que Fitzpatrick repita o se acerque a lo que mostró en la primera semana de la temporada.

Por lo pronto el próximo domingo encara una muy buena prueba, pues se medirá a la versátil defensiva de los campeones Philadelphia Eagles. Ahí tal vez nos quede claro que el “barbudo” mariscal viene decidido a callarle la boca a sus detractores.

Correo electrónico: ferben@gremradio.com.mx

Anuncios