Para mí, el primer error del futbol mexicano a nivel cantera es la inflación que se le da a un niño que mete un buen gol en primera, o da un buen cambio de juego. Desde ya, lo queremos poner en el Madrid, terminando por venderlo por un precio increíble al mejor cliente, Vergara. Partiendo de ahí, los miles de errores se presentan en el proceso de un chico que debuta, convirtiéndose en solamente una promesa, o pidiendo resguardo en el fallido draft.

Letuta, así lo conocemos en mi querido ejido. Un tipo alegre bromista, y una estrella de futbol para nosotros; eso era lo que su Jetta tuneado rin 17 decía.  Un muy buen vecino, pero a quien un túnel lo derrumbó. La verdad, no sé si fue un túnel del entonces necaxista Kléber en el estadio corona, o si de lo que estaba hecho no era suficiente.

Una versión no confirmada dice que venían por otro chavo, pero les acabó convenciendo Rafael Grimaldo; alto, fuerte, eso nos parecía al verlo jugar en el llano; era la copia exacta de su tocayo Márquez; y, claro, mata larga, pero no tan larga carrera en primera. El día de su debut, las dedicatorias y muestras de cariño no pararon. Aquel día, “Polillo”, dueño del sonido local del rancho, hizo su agosto al cambiar sus anuncios de venta de carnes frías y hamburguesas por felicitaciones a Grimaldo. El objetivo estaba puesto para la niñez: ser como Letuta. No fue el primero que estuvo en primera, pero sí el que salía en la tele. Las cosas se fueron cayendo cuando te das cuenta que no tenía la mentalidad para manejar algo, ese no sé qué, porque lo tenía todo.

Todo fue corto. El sueño terminó con bellos recuerdos, simplemente. Uniéndose a todos.

Como en todo negocio, sin duda, si eres fabricante, las ganancias son mayores. Como club de futbol, si tu cantera responde, la entrega y la identidad está garantizada. Por ejemplo, la identidad de Pachuca fue forjada por su cantera, cosa que su campaña mercadológica de “el equipo de México” no pudo.

Ver a Santos iniciar con dos laterales canteranos produce alegría, además el tercer portero pinta bien; ya todo depende de lo que estén hechos, si mentalmente están dispuestos a trascender. No quiero caer en una contradicción diciendo que son lo mejor del mundo, aunque escribiendo esto me estoy imaginando cómo Arteaga está cometiendo un error, y con lo mostrado por Ventura no veo el día en que sea titular; y Chatón va perdiendo la partida contra Ulises Rivas. Qué bueno por la gente que trabaja con la cantera, qué bueno para la afición, qué bueno para Irarragorri. Por supuesto, hay que esperar; sólo digo que ya habían pasado varios años en que no se presentaba algo así; falta el centro delantero, pero esto es con calma. Si no lo creen, pregúntele a Espiricueta – es broma –.

Todos los debutantes con Santos Laguna tienen calidad, pero pocos tienen la dosis Oribe en su ADN.

Polillo espera con ansiedad el debut de Ronaldo Zinedine…

Twitter: @pera10

Anuncios