Ahora con la postura del Club Santos Laguna ante la FIFA en el caso de Agustín Marchesin, queda claro que el jugador se queda. Esto debe de ser una lección para entender cómo se mueven las cosas, cómo un promotor no solo buscando el beneficio del jugador sino el suyo propio, como es su costumbre, desestabiliza a todo del mundo. Cómo esa prensa que con el único fin de ser la primera en dar la noticia, se lanza al vacío sin prever el ridículo como consecuencia de no practicar en lo más mínimo los principios básicos del periodismo.  El sismo ya pasó, Marche se queda y otros se quedarán chupándose el dedo.

El domingo pasado, fuimos testigos del debut en Santos Laguna más desagradable que en lo personal recuerdo, Mauricio Cuero se presentó ante la afición entrando de cambio en el partido Puebla vs Santos Laguna; puedes justificar todo en un jugador que recién llega a una institución, menos su falta de actitud; y esto fue lo que enseño este jugador en el poco tiempo que estuvo en el terreno de juego; hizo lo que un jugador profesional no debe hacer;no sé si lo traicionaron los nervios, si estaba asustado, no sabemos por las que pasó el muchacho en esos momentos. Lo cierto es que no mostró absolutamente nada; está claro que no lo puede hacer en quince minutos, pero si entró por Hinestroza, que estaba agotado, lo menos que podía mostrar era esa actitud que hace la diferencia cuando de futbol no puedes ni hablar. Ojalá solo haya sido el debut y en adelante nos pueda mostrar por qué esta vestido de Guerrero.

Siempre he sido respetuoso de las decisiones de un director técnico, simple y sencillamente porque él tiene un título que yo no tengo, y sobre todo porque él vive desde dentro lo que sucede con sus jugadores.  Y como se tiene la costumbre de entrenar a puerta cerrada, poco podemos saber a no ser por algún chismecillo de lo que sucede dentro del club. Sin embargo me surge la pregunta: ¿En qué momento decides que un jugador como Cuero te puede resolver un partido entrando a 15 minutos del final y no decidirte por un joven como Cisneros que te enseñó buenas cosas en el último partido? ¿Su posición, su experiencia, hasta la nacionalidad? ¿Por qué, si das oportunidad a un jugador que recién llega y del que tú, director técnico, dijiste que todavía le faltaba, que estaba dos o tres semanas atrás de los demás, por qué lo pones a jugar? Es cuando surge la duda y salen a relucir comentarios que ponen en tela de juicio a los directores técnicos.

Santos Laguna no mejora, y su principal problema sigue siendo la falta de conjunto; no se ve ni siquiera una sociedad entre dos jugadores, mucho menos de todo el equipo. Mucho se ha dicho que el futbol es asociación y en Santos Laguna brilla por su ausencia. Vemos gran habilidad en varios de sus jugadores: Rodríguez, Bravo, Rabello, Hinestroza, el mismo Gael; sin embargo, ninguno ha mostrado disposición ni siquiera para hacer una pared, un pase filtrado, algo que se note que son un equipo y no once jugadores jugando cada quien para su santo. En esto tendrán que mejorar; calidad hay en los jugadores, pero esto es de once compartiendo una pelota y no de cada uno queriendo resolver el problema, y el que no lo entienda que se vaya a la banca. Es aquí donde Zubeldia habrá de demostrar su capacidad como director técnico.

Otro pequeño gran problema es la media cancha, el director técnico argentino está tratando con Armenteros como ese segundo contención que le de salida al equipo, lo vi mejor. Lo que sí me gustó fue Gael en la lateral, quizá le falte un poco o un mucho aplicarse en la marca, pero tuvo tres excelente relevos; estoy cierto de que con el tiempo y con más confianza adquirida, este muchacho pueda encontrar, como tantos otros, una nueva posición en la cancha que lo lleve a ser figura. Zubeldia tiene mucho que hacer, la salida del Pulpo debió moverle el tapete, pero este jugador ya no está y hay que ver para adelante.

Twitter: @patachueca93

Anuncios