Existía un comentario muy constante de mi mamá cuando veía juegos de Santos: ¡Mira hijo, él es tu papá! (Ignoraré el sentido en que lo hacia mi madre), después me di cuenta que yo no era el único que recibía esas expresiones por parte de la progenitora, fuimos varios niños quienes tuvimos el mismo padre.

entrevistaborgettiruizvuoso1

Rodrigo Patricio Ruiz de Barbieri: ídolo absoluto, padre de gran porcentaje de la niñez lagunera y sobre todo un profesional; para mi está a la par de Borgetti, me atreveré a decirlo: está un escalón arriba. Entonces, es el mejor jugador en la historia del club Santos Laguna.

El Pony era el único que desencajaba en aquel famoso Toros Neza; y no por el futbol, sino por su perfil, tímido, fuera de reflectores, tan concentrado que parecía no estar disfrutando lo que hacía, ¡un pedazo de futbolista! Siempre pensé que su edad rebasaba los cuarenta por su aspecto canoso, pero lo veías correr y parecía contar con un motor ocho cilindros, una potencia única, tiraba centros como loco en propia carrera, haciendo famoso a un tal Jared.

Quisiera contarles el cómo llego a Santos, pero la verdad no lo recuerdo (aun soy joven); mis recuerdos recaen en aquel extremo siempre pegado a la banda, desbordando y haciendo campeón goleador a cuanto delantero le pusieran. Navegando en internet encontré un video casero donde en la escena aparecen Reinaldo Navia y Rodrigo Ruiz. A ambos les preguntan ¿Cuál fue el equipo de sus amores? Navia duda, finalmente dice: “América”. Pony sin pensarlo dice, “Santos”. Ese video me llevo a pensar que Rodrigo representa más que un futbolista histórico. Yo lo veo como un prototipo del aficionado lagunero, un tipo que nunca se metía en problemas, siempre haciendo su trabajo y dando un poco más.

El impacto de Rodrigo en el estadio Corona era increíble, dudo que haya otro jugador que provoque eso, y estoy seguro de que si se para hoy en el lote donde se encontraba el Corona, se escucha un  murmuro paranormal: Un son de  ¡Pony! , ¡Pony! , ¡Pony!

Podríamos hablar de las cualidades de Pony varios días completos y no le vamos a encontrar defecto alguno, así son los buenos amores; fue tan grande que hasta con su partida ayudó a la institución.

Había opiniones divididas por su transferencia, se haría un intercambio por Ludueña, jugador talentoso pero no con la personalidad de Rodrigo; gran porcentaje de la población santista dudaba del trueque. El tiempo le dio la razón a los autores del movimiento, haciendo llegar al mejor enganche en la historia del club.

¿Cómo mides si un jugador es mejor que otro, o si un equipo es mejor que otro?

Por los campeonatos ¿no? Hoy Santos es el mejor equipo del norte, tiene más títulos. Maradona es mejor que Messi y Ludueña es mejor que cualquier  jugador con quien lo lleguemos a comparar en esa posición.

Si hablamos de personalidad, la de Daniel no era su fuerte, pero históricamente así son ese tipo de futbolistas que pareciera que no les interesa jugar, y de pronto sacan de la nada jugadas increíbles; su desgaste físico no era mucho, hasta daba la impresión de que el culpable de que no lo hiciera eran su pantaloncillos, largos como de boxeador o de un clásico cholo de la región.

El Hachita representó la parte creativa de dos títulos de Santos, haciendo un par de goles en diferentes finales; el anotado ante Cruz Azul no tiene nombre, me gustaría haber estado en esa portería Norte; sin olvidar el gol que anotó contra Monterrey.

Daniel Emmanuel Ludueña es más que ese par de goles, te podría desesperar por su pasividad para después mandarte a callar haciendo cosas increíbles. Por mi parte, Daniel, te puedo decir que eres el mejor diez que ha estado en Torreón, y espero que tu carrera culmine como lo mereces.

La intención que tengo a la hora de escribir es pasar desde lo histórico a lo contemporáneo, espero no estar muy alejado de la idea.

El último título de Santos fue sin un enganche, en media cancha estaba Don Molina y Pulpo. Ya es muy recurrente en el futbol moderno que los mediocampistas centrales son dos  stoppers con salida y sin enganche, siendo víctima de esto hace varias temporadas que el diez no aparece a veces por formación del entrenador, y otra es porque el bajo nivel de los responsables en hacer esta función es muy malo; lo de Rabello es una incognita total, funciona cuando está cerca del área; si hay que recorrer metros y venir por balón a  media cancha se siente Messi, y termina por topar con los rivales; este torneo determinará el futuro de Bryan Rabello, si no funciona será el remplazo perfecto de Renteria en el papel de promesa extranjera sin funcionar. Ulises Dávila es el otro jugador que en teoría es responsable del departamento de creatividad en el plantel; cuenta con un poco más de margen, ya que se le conoce el futbol que tiene, aunque por el historial de sus compañeros de generación si hay que ponernos a temblar; ojalá Ulises se convierta en pieza clave, primero para Santos, y segundo para  encabezar la remodelación de la selección y remplazar a varias divas ¿Por qué no? Tiene capacidad.

Twitter: @Pera10 – síganme y dejen sus comentarios si llega a gustarles lo que hago. Gracias.

Anuncios