La semana de local para los Vaqueros Laguna enfrentándose a los dos primeros lugares de la zona norte tuvo muchos detalles que se deben resaltar, buenos y malos. Aquí lo que un servidor observó de cerca en el equipo y que seguramente usted también identificó.

Empezaré con los malos detalles; y para mí lo peor fue enterarse de que Isaac Rodríguez, relevista al cual le aventé flores en la columna pasada porque no había recibido carrera en toda la temporada regular, fue suspendido cincuenta partidos por dar positivo a una prueba de dopaje. Y la declaración sincera de Rubi Silva ante la directiva, al decir que él daría positivo también en la misma prueba y que era mejor darlo de baja desde antes. Oh gran desilusión.

Lo que preocupa también y que se observó mucho en la serie contra Monclova, fue la incapacidad de varios peloteros para tocar la bola, en los tres juegos de la última serie hubo un intento fallido al hacer esta jugada en cada juego. En el primer partido Niko Vásquez se ponchó por regla al tocar de foul para el tercer strike.

En el segundo juego Brian Hernández elevó al catcher cuando intentó avanzar al corredor con toque de sacrificio y fue un out sencillo. Y el día de ayer Ricky Álvarez al tocar la pelota, la elevó un poco dándole oportunidad a Joaquin Lara, el relevista acerero, de hacer un “atrapadón” dentro del cuadro y todavía levantarse para tirar a segunda y terminar la jugada con doble matanza. En esa jugada Laguna tenía corredores en primera y en segunda sin outs, terminó sin carrera y fue factor para irnos a doce entradas.

Además del mal corrido de bases en el que está cayendo el equipo, el mismo Álvarez, intentó en el primer juego robar la tercera base inexplicablemente, también haciendo que el primer duelo de la serie se expandiera a entradas extras, cosa que maravilló a varios después del cuadrangular de René Reyes que le dio la victoria a los Vaqueros  el viernes.

Deléitese con la fotografía del buen Oscar Wong.

13265899_1100914499967569_59696253484743392_n

Ahora, pasando a lo rescatable, es que a pesar de que Laguna sigue siendo el peor equipo a la ofensiva en la zona norte, se fajó de buena manera contra los líderes de la zona. Vaqueros se ha enfrentado en las últimas cinco series a Monclova y Monterrey y salió muy bien librado, ganándole las tres series a los Acereros y dividiendo compromisos con los Sultanes.

La llegada de Jaime Pedroza como nuevo jugador de cuadro, le trajo más frescura a Laguna, tuvo una gran presentación en donde conectó un triple y a la defensiva no le pide nada a Niko Vásquez, que si sigue fallando a la ofensiva, es probable que Daniel Fernández, manager vaquero, prefiera con más frecuencia a Pedroza. Avisado también esta Brian Hernández, quién entró ayer solamente a poncharse en dos ocasiones y comió banca, tras la aparición de Carlos González por la tercera colchoneta.

La buena nota sigue siendo la entrada que día con día hubo en el Revolución durante esta semana, la gente ha respondido a las promociones, y vaqueros también en su papel.

Lo que ha mantenido a flote a los naranjas sin duda ha sido su pitcheo, que sigue estando en segundo lugar colectivamente en toda la LMB. Hablando de pitcheo, también fue grato ver a Salvador Valdez de regreso lanzando una entrada y dos tercios de labor, mostrando que poco a poco va a volver a la actividad con vaqueros. Y aunque ha sido un pitcher importante, los naranjas tienen abridores de buena calidad, no titulares tal vez, pero si cumplidores y que han mantenido al equipo en la pelea de la zona norte.

Viene una semana interesante, pues Laguna visita a los dos últimos lugares del norte, Reynosa y Saltillo, en donde tendrá qué aprovechar para sacar buenos resultados y subir posiciones, solamente doce partidos a jugado “la máquina naranja” contra equipos con record perdedor, aquí volverá a encontrarse con dos de ellos.

Esperemos que les vaya bien a los vaqueros y sigan en la pelea de la temporada regular 2016. Saludos.

robertopinaochoa@gmail.com

José Roberto Piña Ochoa

 

 

 

 

Anuncios