PATACHUECA

9 DE MAYO DE 2016.

¿Qué nos pasa? Un estadio que siempre era verde, ahora ya es amarillo o rojo. Antes, si alguien entraba al Corona con camisa de otro color, sabía que iba a aguantar cualquier clase de improperios y había que aguantar o hacerse un mucho el desentendido. Al menos en la parte de sol ni pensar hacerle al valiente y envalentonarse con aquello de: “Traigo en mi pecho los colores del América”. Ahora, como ya no llenamos el nuevo estadio Corona, como ya los boletos los venden empresas dedicadas a ello, e incluso los OXXO lo hacen, pues vemos entonces con tristeza que cuando vienen equipos importantes en popularidad, aparecen rojos y amarillos por todos lados. Se dice que este fin de semana el futbol ha saturado toda la industria hotelera en la región; entre la Copa Santos Laguna – Peñoles y el partido contra las Chivas no había donde dormir, de tal suerte que los seguidores del rebaño tuvieron que recurrir a alguna majada para pasar la noche. Visitantes de Chihuahua, Delicias, Durango, Monclova, etc., seguidores del Guadalajara, le hicieron el día a hoteleros y restauranteros, ¡Viva el futbol!

No puedo abstenerme de hablar del nuevo nombre del Estadio Corona: “El templo del Desierto”. Quesque el motivo del cambio se debió a lo agresivo de la frase: “La casa del dolor ajeno”. Ahora resulta que los mexicanos somos muy sentidos, y aquella tremenda frase provocaba o provocó que la santa porra de los tigres hiciera lo que hizo, de tal suerte que dentro de las negociaciones para evitar el veto, hubo que quitar esa enorme frase de Ruben Maturano, entonces técnico de los Guerreros. Ahora habrá que cuidar que el mote de “Guerreros”  no suene a guerra y tengan que cambiar la frase “guerrero no cualquiera” porque sea xenófoba.

Pero eso sí, llegaron los creativos repartiendo frases y como “todos somos santos” y como todo santo tiene su capillita, pues resultó la genial idea ¡El templo del desierto! Me encantó que esta frase saliera de una “consulta a la afición lagunera”, algo que siempre ha distinguido a la directiva santista. Pues bien, en La Casa del Dolor Ajeno, en este nuevo Corona, las Chivas no habían anotado un solo gol, pero como ahora “la virgen es chiva” – lo dijo Vergara – y como es la jefa de todos los santos, pues en el templo nos dio en la torre.

Ha terminado la fase regular de este Clausura 2016, Santos Laguna hizo más de lo que se esperaba después de lo conseguido en el Apertura 2015. Con sólo dos refuerzos: Martin Bravo, un delantero que venía de Dorados, que jugó 886 minutos y anotó cuatro goles, un refuerzo que dejaba muchas dudas. El otro refuerzo venia de la Liga Gringa: Jorge Flores Villafaña, venía de ser campeón con su equipo y cubriría la lateral izquierda donde a mi juicio Aldrete lo hacía bien. En fin, casi quedó igual al equipo que sólo hizo 17 puntos; es decir, sin grandes refuerzos, sobre todo en la delantera, donde adolecía de contundencia. Y al final de cuentas esa fue la tónica, un equipo con poco gol, con un buen sistema defensivo. De los ocho equipos que jugarán la liguilla es la delantera menos productiva y, en cuanto a su defensa, no canta mal las rancheras, fue la quinta mejor del torneo.

Santos Laguna es un equipo que se siente cómodo sin la pelota, un equipo que busca jugar en su terreno dejando poco espacio al contrario y esperar un contragolpe para hacer daño. Sus formas no gustan, como no gusta el Atlético de Madrid y tampoco el famoso “Calcio” italiano; sin embargo dan resultado, son sistemas que juegan a puntos y no a goles, la prueba es que hicieron 10 puntos más que el torneo anterior. Pero si, lo que pelearon y se me hace que lo ganaron a pulso, fue el equipo con más reclamaciones, peleando el primer puesto de tú a tú con el América. El campeonato individual de reclamaciones se lo ganó Marchesin, lo peleó con Sambueza y al final la ganó el portero lagunero. ¡Felicidades Marche!

A la liguilla llega como el patito feo; poca oportunidad le vemos a los Guerreros, ahora hay equipos mucho más armados, a diferencia del Clausura 2015 cuando fueron campeones y las cosas se les dieron. En lo personal, creo que no pasa los cuartos de final, hasta aquí llegaron. Ojalá me equivoque.

Twitter: @patachueca93

Anuncios