Lo que aquí escribiré no tiene nada que ver con aquello de que Almada lleva dos triunfos y Caixinha no ha podido ganar, y es por eso que tanto medios como afición reprochan la salida del uruguayo. Tampoco es síntoma de no saber perder ni mucho menos. Lo que trataré de explicar es de que el futbol, o el deporte en sí, está lleno de circunstancias. 

En primer lugar, el primer triunfo de Almada se da si bien como visitante tiene su mérito, ¡PERO! contra un equipo que no presento mucha resistencia, un Atletico San Luis que sufrirá para estar dentro de los doce primeros, aun con la llegada del abuelo Sambueza. Contra las Chivas, un partido malo, y su triunfo basado en dos errores garrafales del conjunto tapatío, uno del defensa y el segundo del portero. El triunfo no se lo da el futbol de su equipo, se lo dan las circunstancias.

Por su parte, Caixinha jugó su primer partido contra uno de los equipos más fuertes del campeonato, al cual supo jugarle, aunque, a mi juicio, Tigres se vio muy fuerte. Bueno, pues el empate vino a consecuencia de un desvío de la defensa a un tiro del “Cochinón” Salcedo en el minuto 93, totalmente circunstancial.

En Toluca los Guerreros no fueron los mismos. A mi juicio, la media cancha no funcionó como lo hizo contra Tigres. Si bien el gol de los verdes fue en fuera de lugar, después le perdonan un penal a los choriceros que sería el dos por cero. Posteriormente se perdieron, y los errores y la falta de puntería dieron como resultado una merecida derrota.  No estoy tratando de justificar a nadie, es solo el deporte y sus circunstancias. Habrá que esperar. Al final, el futbol y sus circunstancias pondrán a cada quien en su lugar.

 «Paco Gento es otro genio del fútbol que se despide de nosotros. El mayor campeón de Europa hasta la fecha. Todavía era un niño cuando nos enfrentamos a él y a otras leyendas del Real Madrid en el Santiago Bernabéu en una gira europea. Recuerdos de mucha nostalgia y pasión por el fútbol, que hoy están aún más vivos. Dejo aquí mis sentimientos de cariño a todos los amigos y familiares».

Palabras de Pelé.

Para nosotros los mexicanos, Francisco Gento no significaba más que aquel que hizo la gran jugada para que España se alzara con la victoria en el último minuto en el mundial de Chile, en 1962. Corrió toda la banda izquierda, largó el centro a Peiró, y gol. Para nosotros, los seguidores del Real Madrid, es la leyenda, el máximo ganador de “orejonas”: 6. Formó parte de un equipo mítico e inolvidable: DiStefano, Puskas, Kopa, Rial, Santamaria, Pirri, Arakistain, entre otros que hicieron del Real Madrid un equipo que logró absolutamente todo, y siempre de la mano de Santiago Bernabéu. Descanse en paz Francisco “Paco” Gento.

Hasta la próxima.