AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

Con la mitad del año gastada, vemos que hay mayores conocimientos y experiencias regados por el camino. La gente busca soluciones sin encontrarlas porque no se revisa a sí misma y porque en sus afanes de salvaguarda, tradición y malos hábitos, provoca mucho de su problemática hasta ubicar un mundo justo a la medida de nuestra acción y la pregunta es ¿los genios siempre fueron del tiempo pasado? 

Somos el reflejo de tantas horas de tv, con la excusa de la pandemia y la falta de atractivos turísticos o impedimentos monetarios y dejamos que la cortina de humo, nos envuelva. Si acaso la solventan detalles como ver resurrección de Clayton Kershaw (9-7) que hipnotizó en ocho entradas de solo cuatro hits a Cubs, con 13 ponches y hace pensar que Dodgers está para gigante.

En cambio a renegar porque un error en pits provoca que “Checo” pierda la tercera plaza y luego a pensar de todo con “Chicharito” marcando diez goles en otros tantos partidos y se le desprecia, cuando Vela no quiere saber nada de Martino y selecciones y del resto no encuentre un rematador. Mientras nuestro Unión Laguna no pasa de jugar pelota de .500 ¿No tiene para más?

Si la gente prefiere centrarse en la Eurocopa encontrará gestos de inquietud por lo que mira, pues esperaba mucho más. Ahora se tiene una concepción distinta del juego, donde se privilegian lo físico y solidario, con partidos donde sobran el coraje, esfuerzo y marca, cuando uno, soñador iluso, cree que tendremos sesiones sí de vértigo pero también acciones de regate y atrevimiento.

Claro, la realidad que vivimos no es como las mujeres que describían los viejos dramaturgos “damas hermosas de melena cobriza y ojos rasgados pero además de imaginación portentosa”. Este juego nuestro ya no tiene improvisadores de futbol exquisito, relajado, astuto, habilidoso. Los hombres son atletas todo terreno, guerrilleros de la cancha, parte de una máquina de hacer dinero.

El mundo parece estar al revés, cuando todos recordamos con asombro aún a 35 años de distancia del gol de Maradona a Inglaterra (22 de junio, 1986), los hombres que rebasó antes de llegar a Shilton, lo recuerdan con cierto desdén, según notas que vemos. Claro, jamás pudieron con el contraste del supergol y también del primero, que fue con la mano que todos vimos.

Mejor será el reírnos de algo. Como de Marco Flores (vocalista de Banda Jerez) que será diputado federal y hombre cercano al gobernador electo Monreal. De que Chivas quiera a los chicos santistas de ataque, que Arteaga se descarta de los Juegos Olímpicos por “cuestiones personales”, que Ambriz desprecia la millonada que le ofrecía León por irse a España con la obligación de ascender al Huesca, aún ganando menos.

Esto nos deja con la certeza de que nos hemos forjado una vida alterna para no estar instalados en lo clásico, regular y hasta común. Al estilo que predicaba Tennessee Williams (1911-1983) que escribió “Un tranvía llamado deseo” que consagró a Marlon Brando, Karl Malden y Vivien Leigh. El dijo un día, a manera de consejo a sus seguidores: “no te rías jamás de la locura”.

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com