¿Cuánto necesita un técnico del líder en el vestidor? ¿Qué tan peligroso es para él tratar o lidiar con esa persona que mueve a los demás? ¿Cuando se rompe el vestidor, en qué momento se le va el control al técnico? Estas preguntas me las tengo que hacer para encontrar el porqué no está el Chicharito en la Selección. Siempre he pensado que lo mas importante que tiene que controlar un técnico es el vestidor, procurar que el efecto big brother no haga estragos entre los jugadores y el cuerpo técnico, porque cuando eso sucede, la caída del técnico es inminente. Así es que, parte fundamental de armar el equipo,  es contar con jugadores con la calidad requerida para lograr el resultado y poder aspirar a un campeonato, como también limpiar a los mismos de envidias, rencores, etc., que envenenan el ambiente del vestidor y, tarde o temprano, lo destrozan. Resultado: el técnico pasa a formar parte de los desempleados. ¿Será el Chicharito uno de esos? 

Sobreviven 8 selecciones en la Eurocopa 2020: Suiza, España, Bélgica, Italia, Inglaterra, República Checa, Dinamarca y Ucrania. Ya no estarán los tres grandes del viejo continente, los tres que conformaban el grupo de la muerte: Francia, Alemania y Portugal. Ya no veremos a Mbappé, a Cristiano Ronaldo, al alemán Müller, veremos a jóvenes promesas que nos han dado grandes momentos de un futbol inolvidable, jugado con determinación, coraje, entrega y lo que hace falta para ganar: saber mover la pelotita. Increíble lo que vivimos el lunes pasado, ¡qué par de partidos!, primero con una España que nos ha callado la boca a muchos: dominador y con muy buen futbol; poco a poco se van notando los niños que sustituirán a los grandes jugadores que se fueron. Una España entregada pero, a la vez, con problemas defensivos serios que tendrán que corregir, Croacia igual, en plan grande con jugadores que complicaban el partido y un Modrić genial, un pulmón. En fin, un partidazo; y lo que no hizo la Furia en los dos primeros partidos, nos lo pagó con los 10 goles de los otros dos. Sin embargo, siempre se recordarán los autogoles de Dúbravka, el arquero eslovaco que metió el balón en su propia portería, y el autogol que le dieron a Pedri después de la chambonada del arquero español Unai Simón. ¡También los baskos fallamos, cosa rara!

El lunes fue lo contrario, un partido mucho menos emotivo entre Inglaterra y Alemania. Era como en la escuela: “El que meta el primer gol gana”, y así sucedió, una marca pésima de los alemanes y dos goles gemelos al final del partido que dejaron fuera a los germanos. Me disculpo, pero no puedo hablar de la eliminación de los suecos porque no vi el partido, pero para mí fue una sorpresa.

Camino fácil tienen los ingleses para llegar a la final, o al menos eso parece. Ucrania será derrotada por los tres leones, que luego irán con el ganador de Dinamarca contra República Checa, una llave mucho menos complicada, un camino con pocos bordos.

En cambio, por el otro lado, la llave está mas enredada: Italia deberá demostrar que esos 30 partidos sin perder son de verdad, ante un equipo de Bélgica que, en el papel, se ve de mucho respeto. Sin embargo, como que a la hora de la hora se desinflan, pues la historia así lo escribe. Los belgas son superiores en lo que a jugadores se refiere. Los italianos no cantan mal las rancheras. Será un buen partido sin duda. 

Pero el que gane de estos monstruos se las tendrá que ver con el vencedor entre España y Suiza, estos tiroleses que siempre se les han complicado a los españoles. Basta recordar que, cuando España gano el mundial de Sudáfrica, Suiza fue el único equipo que los derrotó. Un camino con muchos mas bordos y baches, que alguien tendrá que superar. Hagan sus apuestas. ¿Inglaterra campeón? 

Hasta la próxima.