Último mes del año y seguimos con esta pandemia que nos ha cambiado la vida; por terminar está este campeonato que no tuvo gente en los estadios y que equipos más, equipos menos han sufrido los contagios y han jugado dando ventajas al contrario, y como el bicho no respeta colores, a todos les da por igual, aunque siempre habrá unos mas llorones que otros. 

La prensa capitalina está feliz: tres de sus favoritos están en semifinales. Ellos les dicen “grandes”; será que como todo lo tienen chiquito, pues quieren tener algo grande, aunque no lo sea. Si podemos hablar de equipos populares y con historia, yo insisto: la grandeza la dan los títulos y estos se ganan. De los cuatro que se la están jugando, en los últimos 20 años Pumas tiene 4 títulos, León 3, Chivas 2 y Cruz Azul ninguno. ¡Populares si, grandes no! Y eso porque la TV no se los quita de la boca.

Vayamos al futbol. Mi favorito es el León, es el único de los cuatro que juega igual de local que de visitante; un juego mas vistoso, se ve más equipo, y sobre todo con un hombre en la media cancha como el “Chapito” Montes convertido hoy por hoy en el mejor jugador mexicano aquí y en el extranjero. El mejor futbol lo tiene el León.

Chivas como siempre es un rival incomodo: un equipo de mucha entrega y un técnico muy zorro, capaz de controlar al equipo contrario; no le va a ser fácil a los “Panzas verdes” dominar al Guadalajara, pero la falta de gol de éstos le da la ventaja a los del bajío. No creo en otros golazos de Calderón y, si lo hace, como dijo el extinto Angel Fernandez: ¡me pongo de pie! 

Siento que volverá aquella final entre Cruz Azul y León, el último campeonato de Cruz Azul aquel del patadón de Comizzo a Carlos Hermosillo casi al finalizar el partido. Y volverá porque a mi juicio es la semifinal más dispareja. Me gustó “La Máquina” en Monterrey, se vio muy superior a los Tigres, sé que los Regios me dirán: “No es que haya jugado bien Cruz Azul, es que jugaron muy mal los Tigres”. Lo cierto es que los de Tuca fueron superados, y por mucho. Sin embargo, no fue el mismo Cruz Azul en el Azteca, un equipo medroso y cobarde. Sí, llevaba dos goles de ventaja, pero desde que empezó el partido se echaron para atrás. Eso le puede pesar a Siboldi. 

Yo no sé cuánto le vaya a durar la suerte a estos Pumas. Eso de que sólo han perdido un partido dice mucho. Se puede creer en la suerte o no. Yo sí creo en la suerte del campeón, lo que no creo es que a estos universitarios les dure para derrotar primero a Cruz Azul, y luego la final. El Pachuca se quedó fuera por sus fallas a la hora de definir ocasiones claras de gol. Un equipo que dando tumbos ha llegado a estas instancias. No se me hace gorda Antonia, hasta aquí llegaron. 

Como ven, la final de Patachueca: ¡León vs Cruz Azul! Si en cuartos solo acerté a uno de los cuatro, entonces la final será totalmente al revés.

Así nos pasa a los expertos……..¿o no?

Hasta la próxima.

Twitter: @patachueca93