Por: Rubén Romero

Articulista invitado

 

Corriendo “en solitario”, la keniana Diana Chemtai Kipyokei mostró un gran poderío al ganar ayer el 21K Guadalajara, con un crono de 1h10’00”.

De acuerdo con Luis Pineda, se trata del quinto registro femenil más rápido en México en medio maratón en la rama femenil.

El crono femenil más rápido en el País es el de la británica Paula Radcliffe, quien ganó el Campeonato Mundial de Medio Maratón de Veracruz, en 2000, con 2h 09’07”.

La marca de Kipyokei superó por 3 minutos y 16 segundos el récord del trayecto del 21K tapatío, es decir, superó por ese tiempo el récord del recorrido que era de 1h13’16”, establecido por la también keniana Risper Biyaki, en 2016.

Biyaki, la ganadora de las tres ediciones anteriores, llegó ayer en segundo lugar, con 1:12:27, 2 minutos y medio después de Kipyokei, aunque mejoró su propia marca en Guadalajara por 49 segundos.

La primer mexicana en cruzar la meta fue la veterana Madai Pérez, en séptimo lugar, con 1h 13’13”.

Para dar una idea del nivel competitivo basta decir que el crono de Madaí para su séptimo lugar fue un minuto y medio más rápido que el crono ganador de 2017.

Al diferencia la femenil, la rama varonil tuvo un cierre dramático. Luego de correr una primera mitad cautelosa, donde 15 corredores cruzaron juntos la marca del kilómetro 10, el keniano John Nzau Nwangangi ganó con 1h 03’49”, un segundo más rápido que el Rhonzas Lokitam, mientras que el tercer lugar fue para el etíope Dawit Fikadu, con 1h 03’53”.

Los tres rompieron el récord anterior de 1h03’55 que impuso Julius Kipyego, en 2016, lo que confirma el buen nivel competitivo.

Con respecto a la obtención de la etiqueta de oro de la IAAF, habrá que esperar a los resultados del reporte de resultados, lo que puede tomar algunos meses, pero al revisar los requisitos que establece el Reglamento de la IAAF todo parece estar en orden.

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

Twitter: @Romerodromo

Anuncios