Por: Rubén Romero

Articulista invitado

 

Todos los desarrollos tecnológicos como los pulsímetros, los relojes GPS, y los medidores de potencia son de gran valor en el desarrollo del entrenamiento para correr largas distancias, asegura Steve Magness, autor del libro The Science of Running, pero el péndulo se ha pasado al otro lado y lo que está ocurriendo es que nos estamos ‘encajonado’ en una experiencia artificial y tecnocrática.

La necesidad de medir todo, nos hace depender de la tecnología en vez de aprovechar sentidos agrega el también entrenador de campo traviesa de la Universidad de Houston. En la medida que nos volvemos esclavos de nuestros cronómetros o de algún dispositivo de monitoreo, los aparatos son los que determinan nuestro rendimiento.

El comentario anterior tiene un significado especial por provenir de Magness, quien dedica un capítulo de su libro al tema: El Cerebro, el Controlador Maestro en el que apoya la propuesta de Tim Noakes, quien asegura que La fatiga es una emoción generada por el cerebro.

En su apartado Violando la Homeostasis, Magness enfatiza un importante cambio de concepto: La aparición de la fatiga no la determinan factores como la acumulación del lactato sino las señales (de protección) que emite el cerebro.

Todo lo anterior viene al caso al repasar sus respuestas en una rueda de prensa previa al maratón de Nueva York a la corredora keniana Mary Keitany, triple ganadora de la prueba, y la segunda femenil más rápida de todos los tiempos (R.P. 2h18TM37 en el Maratón de Londres 2012).

Pregunta: ¿Qué distancia entrenas por semana? Respuesta: ¿Por semana?, nunca cuento la distancia porque entreno dos veces diarias, aproximadamente una hora en la mañana y 40 minutos en la tarde y algunos días me toca correr en pista por lo que no cuento los km.

Pregunta: ¿Qué tan larga es tu sesión de entrenamiento larga? Respuesta: Quizá sea de unas dos horas o dos horas y 20 minutos.

Pregunta ¿Qué tan rápido la corres? Respuesta: Depende.

¿A qué viene lo anterior? Las respuestas de Keitany son un buen tema de reflexión, en especial para quienes buscan calificar para Boston o quieren romper su récord personal.

Parece que la mejor corredora del mundo en el maratón no se preocupa tanto por las estadísticas de su entrenamiento.

Recuerda que correr es salud y algo más, mejor calidad de vida.

Correo electrónico: kilometro42@prodigy.net.mx

Anuncios