bnpparibaswtafinalssingapore2016dayrm8zuygvpygx
Dominika Cibulkova, campeona de la WTA Finals 2016

Y la temporada prácticamente terminó, lo cual nos deja una sensación de vacío, de tristeza y sobretodo, de nostalgia… Serán casi 2 meses de abstinencia.

Singapur fue la sede de la WTA Finals que se llevó a cabo del 23 al 30 de octubre y donde pudimos disfrutar de las mejores 8 tenistas del año.

Y la verdad es que no nos podemos quejar para nada, las 8 que lograron llegar nos dieron su mejor tenis, con grandes jugadas, tiros y hasta hazañas que nos llevaron a partidos muy cerrados.

Recordemos que Serena Williams, no entró, por segundo año consecutivo, por lesión y esto le abrió el lugar a una octava jugadora que se decidió prácticamente un día antes de comenzar.

Angelique Kerber, Agnieszka Radwanska, Simona Halep, Karolina Pliskova, Garbiñe Muguruza, Madison Keys, Dominika Cibulkova y Svetlana Kuznetsova, quién dejó de última hora fuera a la británica Johanna Konta.

equipo-rojo
Equipo rojo: Angelique Kerber, Simona Halep, Madison Keys y Dominika Cibulkova

Las acciones comenzaron con el equipo rojo: Kerber, Halep, Keys y Cibulkova.

Angelique demostró porque es la #1 del mundo, luego de jugar sus 3 partidos terminó invicta, aunque no por ello, fueron victorias sencillas. Simona se vio muy fuerte en su primer enfrentamiento ante Keys, sin embargo, perdió contundentemente ante Kerber y, al final, no pudo con Cibulkova, partido que le quitó las posibilidades de avanzar a las semifinales.

Madison fue traicionada por sus nervios y su poca experiencia, aunque dio una cátedra de tenis ante Dominika Cibulkova, quien, definitivamente, fue luz y sombra ante Kerber y Keys y sacó su mejor tenis ante Halep, ganando el partido que la llevó a las semifinales.

equipo-blanco
Equipo blanco: Agnieszka Radwanska, Garbiñe Muguruza, Karolina Pliskova y Svetlana Kuznetsova

Mientras que en el equipo blanco de Radwansa, Muguruza, Pliskova y Kuznetsova, las sorpresas aparecieron desde el primer partido.

La rusa Kuznetsova dio la campanada al ganarle a Radwanska y Pliskova en 3 sets y con ellos, fue la última en llegar y la primera en calificar.  Aunque en el 3er partido, simplemente, no pudo ante una Muguruza que estaba decidida a irse con al menos un triunfo.

Y sí, como lo habíamos dicho, la española, pese a tener un gran año ganando su primer Grand Slam, la verdad es que no pasa su mejor momento. Luchó pero no fue suficiente, le falta trabajar mucho más en lo mental y anímico, como la vimos ante Kuznetsova.

A Karolina Pliskova lo único que le falta es experiencia, ¡qué manera de jugar y qué fuerte es mentalmente!, había momentos en que podías asegurar que nada ni nadie la vencería, su saqué es implacable. Sólo que Svetlana y Agnieszka sacaron la casta y los colmillos para dejarla fuera.

Las semifinales nos trajeron dos partidazos, Cibulkova había logrado pasar a la siguiente ronda ya que le había ganado a Halep y ese era un criterio de desempate.

Así que Dominika mostró el gran nivel por el que está pasando en este momento y venció en 3 sets a la rusa Svetlana Kuznetsova. Mientras que Kerber eliminó fácilmente a la, hasta ese momento, campeona del torneo, Agnieszka Radwanska.

Y con esto llegábamos a la esperada final, las dos jugadoras del equipo rojo y que se enfrentaron en el primer partido, llegaban. Habría nueva campeona, ganará quién ganará.

fotos
Dominika Cibulkova y Angelique Kerber

Los números sólo confirmaban lo cerrado del juego, 5 victorias para Kerber, 4 para Cibulkova en los encuentros entre ellas. 10 títulos para Angelique por 7 de Dominika y para cerrar con bronche de oro, la alemana llegaba con récord de 59 ganados por 17 perdidos, mientras que la eslovaca tenía 50 victorias por 19 derrotas.

Angelique Kerber llegaba con el compromiso de cerrar un año brillante, donde logró el 12 de septiembre ser la #1 del mundo, ganó 2 Grand Slam, el Abierto de Australia y el US Open, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, además del título de Stuttgard. Aunque no sólo eso, llegó a las finales de Brisbane, Cincinnati y ahora en las finales de la WTA. El reto era terminar levantando la copa, era la jugadora a vencer, sin duda alguna.

Dominika Cibulkova por su parte ha sido siempre intermitente, pueden ser tan pasiva e incompetente como ninguna, cumplir únicamente con los partidos, como en el Abierto de Monterrey, o bien, ser una de las jugadoras más energética que puedas encontrar, sacar su mejor tenis y mostrar una voluntad de hierro. Este año logró 4 títulos: Katowice, Eastbourne, Linz y el Tour Championships, además de perder las finales en Acapulco, Madrid y Wuhan.

Finalmente,  la eslovaca, sacó ese poderío que le es característico, cuando ella lo decide, y dominó de principio a fin a la alemana Kerber, que jamás pudo encontrar ni su lugar ni su juego, cayendo 3-6, 4-6 ante Cibulkova.

Ojalá que Dominika entienda que mantenerse dentro del top ten es sólo responsabilidad de ella, no es la primera vez que entra y esperemos que ahora sí le duren las ganas, porque, en realidad, es muy seguido verla en grandes juegos, con un nivel de tenis increíble, su reto del año que viene, seguramente, será la constancia.

Kerber, por su parte, deberá de trabajar mucho en sus nervios y concentración, logró terminar el año con el #1 del mundo, jugando un gran tenis pero cayéndose en los momentos definitivos, lo vimos en los Juegos Olímpicos ante Mónica Puig, en Cincinnati ante Pliskova y ahora, ante Cibulkova.

Anuncios