La Serie Mundial en su edición 112 ya tenía un alto número de ingredientes para convertirla en una de las mejores en muchos años, y entonces reaparece Kyle Schwarber con los Cachorros de Chicago, el pelotero que ha estado casi toda la temporada en la lista de lesionados fue solicitado en cambio por varios equipos.

Se la pasó más de cinco meses lastimado por requerir una cirugía en la rodilla izquierda, lesión que le ocurrió cubriendo el jardín izquierdo. El plan era tenerlo de vuelta hasta el 2017, sin embargo vieron el progreso suficiente como para al menos enviarlo al complejo de entrenamiento en Mesa, Arizona para ver su desarrollo.

Definitivamente Schwarber está confirmando lo que vieron los directivos e instructores de la organización cuando tomaron en serio la posibilidad de activarlo para el Clásico de Otoño, su swing era rápido, pero también quien sabe que tanto tuvo que ver la horrible baja de juego a la ofensiva del jardinero Jason Heyward quien en ya en el rol regular empezó a fallar y en el playoff apenas suma 2 imparables en 30 turnos.

Tomando en cuenta lo acontecido ayer los Cachorros de Chicago le ganaron a los Indios de Cleveland en buena parte por lo hecho por Schwarber, fue la figura ofensiva para empatar la Serie Mundial a un triunfo.Estuvo de bateador designado en los dos juegos llevados a cabo en Cleveland, ahora la serie se traslada a Chicago donde por ser parque de la Liga Nacional no hay bateador designado, el lanzador tiene que batear, difícilmente mandarán a Schwarber a jugar a la defensiva, lo más probable es que el manager lo reserve para un buen momento y meterlo de bateador emergente, será un arma importante en la banca.

Conste que no podemos descartar verlo en algún momento en los jardines, podemos esperar de todo en el duelo entre Cubs y los Indians, en el fabuloso enfrentamiento entre los managers Joe Maddon y Terry Francona.

Ya Kyle Schwarber es uno de los casos más espectaculares en la historia del beisbol, tomó apenas participación en 2 juegos de la temporada regular y de ahí pasó a ser bateador designado en los dos primeros encuentros del Clásico de Otoño.

Hasta ahora Schwarber es la principal figura ofensiva de su equipo, es la pieza más valiosa de los Cachorros, se nota tomó la rehabilitación con mucho entusiasmo, con deseos de regresar este mismo año, estaba viendo todo un acontecimiento en la Ciudad de los Vientos con la espectacular campaña de 103 triunfos del club e hizo todo lo posible por volver en 2016.

Twitter: @hgcuadros

Anuncios