Por: Fernando Benito

Articulista invitado

Van solamente dos partidos en la pretemporada, pero uno de ellos bastó para que los aficionados de los Browns de Cleveland comenzarán a ilusionarse con tener por fin a un equipo que ya pueda competir de forma decente, con los “aterradores” conjuntos que tienen como rivales de División.

Ese encuentro fue el pasado y aunque los Browns terminaron perdiendo en casa 24-13 frente a los Halcones de Atlanta, lo que emocionó a los fanáticos fue observar el desempeño del nuevo mariscal de campo Robert Griffin III, quién mostró algo de la calidad que lo llevó al estrellato con los Redskins hace 4 años.

Griffin completó 6 de 8 pases pero dos de ellos fueron estupendos, sobre todo el que recorrió 50 yardas antes de alojarse en las manos del receptor Terrelle Pryor, además de que estuvo participativo acarreando el balón pues por ahí tuvo una escapada de 22 yardas, todo esto solo en la primera mitad de ese partido.

El RGIII que vimos en ese lapso, fue justamente el que maravilló a la NFL en la temporada del 2012, el que sin tratar de hacer cosas de más tomó buenas decisiones y explotó sus habilidades, el que disfrutó del juego y fue capaz de contagiar con su entusiasmo a sus compañeros.

Mucho se habla de que los Browns no tienen todavía el talento suficiente para retar a los Acereros de Pittsburgh, Bengalíes de Cincinnati y Cuervos de Baltimore en el Norte de la Americana y tal vez sea cierto, pero es muy importante para la franquicia el comenzar a demostrar que se están dando los pasos firmes y coherentes para ganarse nuevamente un respeto.

Es por eso que lo que haga Robert Griffin en la campaña del 2016 será trascendental, ya que él estaría sentando las bases para que Cleveland vuelva a ser un equipo contendiente a playoffs, instancias a las que no ha llegado desde el ya lejano año del 2002.

A los Browns les falta encarar en la pretemporada a los Bucaneros de Tampa Bay y a los Osos de Chicago; en estos duelos el moreno quarterback deberá afinar detalles y ponerse a punto para el inicio de la temporada, donde se medirá a las Águilas de Philadelphia.

Por el bien de la Liga esperamos que RGIII vuelva a ser el de antes, por que esto sería garantía de espectáculo.

Anuncios