AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

Los hombres inteligentes y pensantes, siempre están llenos de dudas, por ese deseo a veces necio de encontrar la verdad doquiera que se esconda. Ellos creen que el mundo necesita de mentes y corazones abiertos. Los santistas de ese rango, piensan que Ocejo si está en ese sector de sinceridad y autocrítica sabe que no solo dejó ir la oportunidad dorada de ser alegría del pueblo, sino también la suya propia de ganarse un sitio. La pelota quedó a modo y luego voló.

El futbol es como una musa que lo mismo inspira un ambiente de amores correspondidos, como también es fuente de pena y hasta dolor, porque los seres humanos en ese juego, peleamos con la realidad y nos dejamos llevar por la fantasía, esa que nos trae a Borgetti, a Oribe, a Vuoso, a Benítez a Guzmán con la seguridad de encontrar en el recuerdo, gritos que ahora se quedan callados. Está claro que Almada está en grave peligro de un infarto por la falta de un definidor.

Sabe bien el DT que éste era el momento ideal para el muchacho Muñoz que no define su vuelo y al que le falta, cuando menos un año más de fogueo y el que seguro rinde como nadie en la semana, sudando, jugando y realizando es Jeraldino, por ello el técnico le sigue dando minutos, pero en la cancha recibe rechiflas de millares que saben lo que es un realizador y que como jugador extranjero debe estar por encima en réditos pero suele ingresar y luego, desaparecer.

Nadie puede escapar de ser lo que es y los comunicadores deben ser como los educadores: guardianes de la civilización y en este alud de futbol de doble fecha uno puede diferenciar a quienes cumplen con la verdadera condición informativa leal y auténtica pues ahora se justifican expulsiones porque “no tuvo la intención de lastimarlo” aunque el video muestre evidencias, los comentaristas declaran sus preferencias en un mundo que se supone, debe ser imparcial.

Da la impresión de que de alguna forma inquieta el vuelo que ha tomado Cruz Azul, que aún sin varios valiosos, muestra que tiene plantel para derrocar a cualquier tirano y que ya puede dominar el desdoble con velocidad y tino, dejando para otra ocasión el hormiguero de hombres que Reynoso puso la campaña anterior dentro de su terreno, con su área como campo minado.

En el domingo todo iba bien, hasta que el pitcheo de UL no resistió los cañones de Charros y reincidió en un nuevo capítulo con el mismo tema, ese donde sus lanzadores no dan la medida necesaria. Y vuelta al reflejo de los viejos aficionados que añoran los tiempos de Antonio Pollorena, de Lupe Salinas, de Maytorena, de Pete Bonfils, de Hilario Rentería. ¿Por qué se acabaron? Uno quisiera estar en las noches de ese grupo que hacían del beisbol, un arte.

Una recomendación, cuídense mucho. Uno ve los hospitales por fuera y pasa indiferente pero dentro, el paciente es un debilucho obligado a hacerse fuerte en la locura de la desesperación. Todos le sonríen y son gentiles pero el solo viaje en camilla de su cama al quirófano, viendo luces y paredes blancas, le hacen proyectar que no todos satisfacen las necesidades de la imaginación.

Quinto piso. Traumatología. Cama 512. Clínica de Especialidades 71 IMSS Torreón. El territorio de las distintas realidades, donde el Dr. Zárate y su gran equipo de jóvenes cirujanos ejecutan al ritmo de Elton John y Queen, liderados por el residente, el Dr. Macías. Ese, es un mundo en sí mismo. Gracias a todos. Esta gente crea historias de ficción inspiradas en la verdad.

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com