Por: Aarón Arguijo

Articulista invitado

Con el duelo entre los Acereros de Monclova y los Sultanes de Monterrey, esta noche, por fin, inicia la temporada 2021 en la Liga Mexicana de Beisbol, la campaña número 95 en la historia de nuestro querido circuito de verano. Una temporada bien diferente, corta con solamente 66 juegos, pero la que sin duda, agradezco y agradecemos por poder disfrutar una vez más del vuelo de la pelota de 108 costuras, luego de que la multi citada pandemia global nos privó del espectáculo del Rey de los Deportes en la LMB.

Siempre he apoyado, me ha gustado y he comprado la idea de que la LMB es una liga de formación, en la que surgen peloteros mexicanos que tienen opciones de un día emigrar al mejor beisbol del mundo, el de las Ligas Mayores. Eso sucedió todavía hasta hace poco tiempo, elementos como Ricardo Rincón, Joakim Soria, Roberto Osuna, incluso Ramón Urias, son jugadores a los que vimos como novatos en la LMB y que luego dieron el salto a Las Mayores, pero lo cierto es que el número de elementos que tienen como “trampolín” a la Liga Mexicana hacia la Gran Carpa, es hoy ridículo.

En parte por el sofisticado y casi robotizado sistema de sucursales que tienen las organizaciones de Grandes Ligas, pero también debido a la ambición que prevaleció en los dueños de equipos de LMB durante años anteriores, la Liga Mexicana ha dejado de ser un circuito formativo o de fogueo, hoy está más preocupado en dar espectáculo y está bien; a unos les gusta, a otros no, unos celebran, otros protestan, parte de la percepción. Lo cierto es que en los rósters de LMB durante este 2021, vemos nombres de peloteros que han brillado en las Grandes Ligas, de Bartolo Colón, Fernando Rodney y Addison Russel, hasta el gran Óliver Pérez, el mexicano con más temporadas vistiendo un uniforme licenciado por MLB.

Son peloteros que venden boletos, que invitan a acudir al estadio y a comprar souvenirs, eso le aportan a sus equipos, además de lo que puedan rendir en el terreno de juego, que en base a lo que cobran, seguramente los dueños de las franquicias esperan bastante. Para jugadores habituales de la LMB, seguramente será un estupendo aprendizaje el jugar al lado de esos “caballones”, por lo que, al parecer, se gana por todos lados con su presencia, sin espacio a esa recurrente y falsa queja de que “le quitan el lugar a los mexicanos”, por favor, basta ya de victimizarse, mejor gocemos el espectáculo.

Los Algodoneros del Unión Laguna entran en acción este viernes en León, usted probablemente se ha decepcionado por los resultados recogidos durante la pretemporada, pero si algo sabemos, es que en esos juegos, lo menos importante es precisamente el resultado. Verá un equipo peleador, aguerrido y muy diferente a lo de la más reciente temporada. Tendré el inigualable privilegio de narrar todos y cada uno de los juegos como visitante del equipo Guinda, el primer cronista viajero… que no viaja, cuestiones de la situación sanitaria así lo dictan, pero yo celebro por igual, el narrar beisbol es quizá, junto al estar con mi familia y provocar la risa de mi hija, lo que más disfruto hacer en esta vida, espero me permita acompañarlo a través de Kiuu FM, en el 91.1 de su radio, agradeciendo al club Unión Laguna y a GREM Radio, que ha sido mi casa desde hace 10 años.

Correo electrónico: aarguijo@elsiglodetorreon.com.mx