Tarde o temprano tenia que llegar. Es difícil hablar o hacer una crítica después de la derrota. Santos Laguna mostró sus carencias ante Querétaro. No cabe duda que la ausencia de Valdés, Lozano, Rivas y ahora, Gorriarán, le pasarían factura. Cervantes solo no puede, y no menospreciamos a Games y a Prieto que han estado ahí, sólo que la responsabilidad de contener y apoyar adelante es muy fuerte. Por otra parte, la delantera muy poco productiva; la esperanza en Muñoz y Ocejo es verdaderamente real, pues en la manera de coger el taco, se conoce al que come bien; sin embargo, se han visto muy marcados. Me atrevo a decir que el balompié tiene cierto parecido con la lucha libre, al menos en nuestro país, en donde los rudos son los defensas y los técnicos los delanteros, y el arbitraje siempre dará la ventaja a los primeros.

El domingo operó la máxima aquella: “Gol tempranero, uno a cero”. Todavía durante el primer tiempo los Gallos intentaron ampliar la ventaja, pero en el segundo no llegaron ni una sola vez, se echaron para atrás y así complicaron las llegadas del Santos Laguna, pues ni Ibargüen ni Otero pudieron. Ni un solo desborde, ni una sola triangulación y sobre todo poca movilidad. Querétaro no dejo espacios y, cuando no te los dan, la rapidez de los delanteros desaparece. Así las cosas, un equipo con solo 15 goles en 14 partidos no puede aspirar a los primeros lugares de la tabla. Para el final de la temporada regular, de acuerdo con la información, ya estarán todos menos Rivas y Lozano, veremos si les alcanza. Con 11 goles en contra el equipo ha sostenido su posición en la tabla, en cambio la delantera poco aporta a los numeritos finales. El equipo está partido y espero lo peor, ojalá me equivoque. Al Santos Laguna le falta tiempo.

Después De ver el partido del Real Madrid vs Barcelona me puse a disfrutar del juego Cruz Azul vs Chivas y por Dios que me dio pena ajena. De partido a partido, una diferencia abismal. La movilidad, la velocidad, las triangulaciones las hubo en uno y en el otro muy poco de todo, el punch del Cabecita hizo la diferencia. De las Chivas sólo el nombre, las ganas, pero muy poco futbol.

Interesante el planteamiento del Real Madrid, jugando atrás y esperando el contragolpe, con una media cancha de mucho respeto: Kroos, Modric, Casemiro y sobre todo el uruguayo Valverde que fue un tapón para Messi, y el gol de antología de Benzemá. Un partido donde el primer tiempo Zidane le gana la partida a Koeman. Ya para la segunda parte ajusta el holandés y las cosas cambiaron. Y lo mismo, a este Barça le falta tiempo, un equipo muy joven. 

Volviendo al futbol mexicano, pudiera aventurarme lo que pasará al final y este fin de semana podremos evaluarlo con el clásico joven, un América que se vio muy superior a los Tigres, independientemente del futbol que practican. Lo que me gusta de este equipo son las ganas, la actitud, lo veo en ese sentido muy superior al Cruz Azul. Además, se me hace que entre más trascurran las jornadas, la presión para los cementeros ira creciendo. 

Les aviso: el que viene no es el lobo, es el León. Vuelve con su futbol alegre yn si al termino de las jornadas no está entre los primeros cuatro, el que le toque se habrá sacado la rifa del Tigre. Y hablando de este animalito, que tristeza da ver jugar a los del cemento norteño, ya ni a Gignac se le ven ganas. Sin embargo, es un equipo al que nadie lo querrá de enemigo en el repechaje. 

Para rematar, sostengo que no hay equipo que, con una ventaja mínima, los 15 o 20 minutos últimos no se eche para atrás, como lo hizo el PSG. 

Hasta la próxima. 

Twitter: @patachueca93